El arte como herramienta de superación: La historia de Lilimar Navas y Creaciones Clay Venezuela

Lilimar Navas, de 29 años de edad, estudia artes plásticas en la Universidad del Zulia y tiene 10 años trabajando en la región con manualidades, diseñando así un sinfín de accesorios personalizados en tres dimensiones.

La pasión por este oficio nació a través de un hobby cuando tenía 19 años, pero en 2020 decidió asumir el reto e iniciar su emprendimiento a pesar de las situaciones difíciles que se estaban viviendo por la pandemia por la COVID–19.

En el confinamiento impuesto por la pandemia, Lilimar encontró una oportunidad donde podía desarrollarse, ofreciendo sus obras a través de las redes sociales con Creaciones Clay Venezuela.

“Esto comenzó como un hobby cuando tenía 19 años, porque siempre me han gustado las manualidades pero también, por la necesidad de obtener ingresos, vi que esto era una oportunidad. Yo inicié un diciembre haciendo pesebritos de navidad, pero después me empezaron a hacer más pedidos”, comentó en entrevista para Radio Fe y Alegría Noticias.

El tiempo como desafío

Por otra parte, Navas acotó que la administración de su tiempo ha sido uno de los mayores desafíos que ha tiendo que enfrentar para mantener su negocio, pues ha tenido que aprender a coordinar su vida personal, los estudios y el trabajo, para poder dedicar el tiempo que requiere la elaboración de cada pieza.

“El tiempo es muy valorado en este tipo de trabajo, debido a que cada pieza requiere dedicación, y poder coordinarlo con mis estudios y vida personal, ha sido uno de los retos más difíciles”, añadió Lilimar.

Caerse y levantarse

Para inicios del año 2023, Lilimar tuvo un accidente con un molde y un exacto en el que se cortó un dedo, lo que sumó otra dificultad a su trabajo.

Dos semanas después del incidente, Lilimar cayó en depresión, porque no podía mover el dedo y tampoco seguir realizando estas obras.

Sin embargo, con la ayuda de algunos clientes, quienes, reconociendo su talento, la motivaron a comenzar de nuevo, así fue que pudo salir de ese estado mental y retomar sus creaciones.

Resiliencia

El estado Zulia ha vivido una crisis prolongada como consecuencia del colapso de servicios públicos como electricidad, agua y aseo urbano que, sumado a los saqueos de 2019 en medio del apagón nacional, el prolongado confinamiento por la pandemia de la COVID-19 y la escasez de gasolina, ha provocado una recesión económica en la región.

A pesar de esta realidad, y tras 10 años de experiencia, Lilimar ha logrado consolidar su empresa. Esta joven zuliana sacó a flote su capacidad de resiliencia, aprovechando sus habilidades creativas para tener un negocio propio que le ha permitido independizarse y crecer en esta región.

Lilimar Navas, con su Creaciones Clay Venezuela, es la certeza de que la persistencia y la motivación son claves para poder triunfar en un nuevo emprendimiento.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestros canales de Telegram y WhatsApp.

Fuente: Fe y Alegria Noticias