Pacientes de cáncer mandan una esquela a Mónica García por los muertos esperando nuevos tratamientos

El Grupo Español de Pacientes con Cáncer (Gepac) ha mandado el pasado martes a la ministra de Sanidad, Mónica García, una esquela ‘in memoriam’ de todos los pacientes muertos “esperando la aprobación en España de la terapia CAR-T”, necesaria para su tratamiento al ayudar al sistema inmunitario a atacar las células cancerosas.

Además de la esquela, el Gepac ha adjuntado una carta en la que expresan a la ministra su “preocupación” por las demoras en la aprobación de tratamientos y pruebas diagnósticas y, en concreto, sobre las terapias CAR-T, aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) en diciembre de 2020 para algunos tipos de linfoma y disponible en 13 países europeos, “excluyendo lamentablemente a España”.

En la carta, el Gepac recuerda a la ministra que la media de supervivencia con estos tratamientos es de 47,4 meses en el caso del linfoma de células del manto (LCM) en comparación con los ocho meses de supervivencia máximo sin el acceso a la terapia.

Igualmente, señala, en el linfoma difuso de células B, la terapia CAR-T aprobada en nueve países supone que el 60% de los pacientes siguen vivos a los dos años, pero este tratamiento no es accesible en España.

Y esta situación, dicen, se repite en el mieloma múltiple donde esta terapia alcanza un “beneficio clínico sin precedentes” con 35 meses de incremento de media de supervivencia libre de progresión.

Por todo ello, el Gepac pide a la ministra una reunión urgente para conocer el estado actual de la evaluación y aprobación de estas terapias y las medidas que se estarían adoptando para acelerar el proceso y garantizar un acceso equitativo al tratamiento, considerando su impacto positivo en la supervivencia.

Fuente: Libertad Digital