Tecnología

Lipedema: la extraña enfermedad que provoca acumulación de grasa y dolor en brazos y piernas

El lipedema es una enfermedad del tejido adiposo que afecta al 10 % de las mujeres en España y que causa dolor en piernas, en muslos, y en los brazos. Es exclusiva prácticamente de las mujeres, y hay diferentes grados. Es bastante desconocida por la población y también por muchos especialistas sanitarios. Con esta enfermedad crónica se deposita de manera patológica tejido graso en estas zonas del cuerpo que, con el paso del tiempo, puede ocasionar numerosas molestias y un grave dolor en las pacientes.

Según explica la Dra. Ana Torres, en el Centro Médico Teknon de Barcelona, el lipedema es una patología de origen hereditario, y que habitualmente se distingue por que esa acumulación de grasa en los miembros inferiores, aunque en una de cada tres pacientes afecta a los brazos, pero no así a las manos ni a los pies.

“Suele ser característico en estas pacientes un anillo en las muñecas o en los tobillos. Este tejido graso va haciendo una proliferación celular, que en el largo plazo ocasiona un dolor, sobre todo en las piernas”, apostilla.

No se relaciona con la obesidad, pueden sufrir la enfermedad mujeres delgadas y obesas, aunque puede empeorar si la paciente es obesa, tras la menopausia, o los embarazos, aclara esta doctora. A su vez, destaca que cuanto antes se diagnostique y trate a la paciente, mayores posibilidades de controlar la enfermedad y de gozar de una mejor calidad de vida.

No mejora con la pérdida de peso. Tampoco con el ejercicio. Pero, junto con la cirugía de liposucción, pueden ser efectivos el drenaje linfático, o el empleo de medias de compresión en el día a día”, remarca la doctora Ana Torres.

Eso sí, la experta mantiene que el lipedema no se puede curar con la cirugía, pero sí se puede reducir la enfermedad “y también mejorar la calidad de vida de las pacientes”. No obstante, remarca la importancia de que este tipo de intervenciones se realicen bien, en buenas manos, sobre todo expertas, y a cargo de cirujanos plásticos experimentados en este procedimiento.

La especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética Ana Torres Maczassek, resalta que, si se trata bien a nivel quirúrgico, la cirugía da buenos resultados, y en consecuencia, la paciente se puede liberar de las molestias y del dolor ocasionado por el lipedema.

¿En qué consiste el tratamiento del Lipedema?

dra-ana-torres.jpg
Dra. Ana Torres, en el Centro Médico Teknon de Barcelona

Hay pacientes que sólo tienen lipedema en los muslos, mientras que otros sólo en las piernas, o sólo en brazos, detalla esta doctora. Indica así que esta patología comienza en la mayor parte de las mujeres en la pubertad, por lo que recomienda iniciar un tratamiento conservador con dieta antiinflamatoria, con medias compresivas, con ejercicio específico y, con drenajes linfáticos desde entonces. “Si los síntomas no mejoran se indica la cirugía”, insiste esta especialista.

“Es importante concienciar a la población y a los médicos del sistema de salud español, y de la práctica privada sobre la importancia de la detección precoz del lipedema, su tratamiento y el acompañamiento de las pacientes en todo su recorrido, tanto si deciden realizar el tratamiento conservador como si deciden realizar la cirugía”, explica la doctora Ana Torres.

Equipos multidisciplinares son necesarios

Para el tratamiento de esta enfermedad ve imprescindible contar, además, con equipos multidisciplinares formados por fisioterapeutas, nutricionistas, médicos especialistas en endocrinología, así como ginecólogos. “Es muy importante la seguridad, desde el punto de vista del paciente y de la cirugía. Hay que tener igualmente en cuenta a la estética, aunque se trate de una cirugía reconstructiva”, advierte.

En opinión de la directora del Instituto Dra. Ana Torres, en el Centro Médico Teknon de Barcelona, en el futuro será importante tratar y diagnosticar a estas pacientes a muy temprana edad, en la pubertad, porque así se podrá tratar muy fácilmente y prevenir que la enfermedad vaya a más. “Con buenos hábitos de nutrición y de ejercicio en general, podemos conseguir que esos pacientes no pasen a estadios muy altos de la enfermedad. El futuro será un diagnóstico muy precoz y un tratamiento cada vez más inocuo para las pacientes”, concluye esta especialista en cirugía del lipedema.

Fuente: Libertad Digital