Estamos en 2023 y el juego en la nube se ha enquistado

Estamos en 2023 y el juego en la nube se ha enquistado

Entre 2019 y 2020 se sucedieron varias propuestas para el juego en la nube. Y no por parte de cualquiera. Google lanzó Stadia, Amazon anunció Luna, Microsoft aprovechó el E3 para anunciar lo que era Project xCloud y Sony estrenó PS Now.

Muchos pensamos que para 2023, el juego en streaming iba a ser quizás no la norma, pero sí una fuerte tendencia cada vez más adoptada. El avance tecnológico y de la conectividad solo iba a beneficiarle. Con un 5G cada vez más omnipresente y una fibra asentada que pudiese ir reduciendo latencia y aumentando velocidad, todos los caminos llevaban al éxito.

Ya estamos en 2023, y esas predicciones han quedado en entredicho.

Pasos glaciares, cierres esperados

2023 va a empezar con Stadia cerrando sus puertas. Se veía venir. La gran apuesta que hizo Google en su lanzamiento no tardó en diluirse. Cada vez menos novedades, apenas unos nuevos títulos de vez en cuando, pero con un estatismo poco habitual para el sector.

Simplemente, daba la impresión de que una vez lanzado Stadia, las personas que lo hicieron posible pasaron a tener otras prioridades. Algo que se confirmó parcialmente con ciertas revelaciones posteriores de exempleados de Alphabet, que afirmaron que en su cultura corporativa, los lanzamientos son lo que se tiene en cuenta para promocionar. Una vez finalizado uno, la fase de mantenimiento y expansión ya no resultan atractivas a muchos de sus empleados, así que el proyecto va languideciendo. Justo lo que ocurrió con Stadia.

Así y todo, unas buenas cifras podrían haber mantenido el interés por ello, pero no fue el caso, Stadia nunca fue demasiado relevante pese a lo cómodo de su propuesta y a su funcionamiento razonablemente bueno. Ni siquiera con el hecho de eliminar la barrera de entrada que supone el precio de una consola para acceder a una plataforma de videojuegos. Ni siquiera dando acceso a un cierto catálogo a cambio de una asumible cuota de 10 euros al mes.

Quizás con un mayor esfuerzo en marketing y en captar franquicias o estudios de desarrollo el desenlace hubiese sido diferente, pero ya nunca lo sabremos. En unos pocos días, Alphabet cerrará Stadia y tirará la llave. Hasta la próxima.

Microsoft sí lleva tiempo haciendo una apuesta seria por el juego en la nube. Perdida la guerra generacional contra PlayStation 4, se enfocó en cambiar el concepto: ya no les importaría que la gente gastara 300 o 500 dólares en su consola, lo que buscaban era que pagaran su cuota de 10 o 15 dólares al mes a cambio de su tarifa plana de videojuegos y el acceso al juego online. De la consola a la nube. El videojuego como servicio.

Sin embargo, los pasos están siendo quizás más lentos de lo esperado. Su naming ha atravesado varias fases y el definitivo, ‘Xbox Cloud Gaming’, al que se accede mediante una URL que ni siquiera lo incluye, xbox.com/play, no parece el de una apuesta tan contundente como creíamos. Seguir en beta en pleno 2023, tampoco.

Si los pasos de Microsoft con Cloud Gaming están siendo lentos, los de Sony con PS Now están siendo glaciares. Simplemente su apuesta principal es otra. Amazon Luna sigue en pruebas privadas solo en Estados Unidos. Precisamente Amazon es una empresa que suele tardar poco en llevar sus ideas al desarrollo y de ahí al lanzamiento comercial. No es el caso de Luna.

{«videoId»:»x80xk8f»,»autoplay»:false,»title»:»PROBAMOS XBOX CLOUD GAMING: pocos PEROS a un servicio que quiere hacer TEMBLAR a GOOGLE STADIA», «tag»:»»}

Distinta es la historia de NVIDIA con GeForce Now, añejo y en buena forma con un catálogo generoso, aunque quizás lejos del resto en relevancia comercial masiva, en parte por no ser tienda, sino plataforma, y permitir jugar a títulos comprados en otras como Steam o la Epic Games Store.

Y así estamos en pleno 2023. Viendo cómo la realidad del videojuego sigue mucho más ligada a las consolas físicas que a convertirse en servicios en la nube. Va a hacer dos años que pronosticamos que tal vez nuestra próxima consola fuese una simple app en nuestra tele, móvil o tele; pero hoy por hoy parece algo reservado a unos pocos casos de uso mientras el resto esperamos a una propuesta algo más solida.

Después de todo, el jefe de Xbox ya anticipó en 2019 que a la revolución del juego en streaming le quedaban «años y años». Quizás se refería a algunos más de los que teníamos en mente entonces.

(function() { window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {}; var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0]; if (_JS_MODULES.instagram) { var instagramScript = document.createElement(‘script’); instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’; instagramScript.async = true; instagramScript.defer = true; headElement.appendChild(instagramScript); } })();


La noticia Estamos en 2023 y el juego en la nube se ha enquistado fue publicada originalmente en Xataka por Javier Lacort .

Fuente