Cómo puede ayudar el PET-PSMA en el estudio del cáncer de próstata

Se estima que 1 de cada 8 hombres será diagnosticado de cáncer de próstata, el tumor más frecuente en varones y la tercera causa de muerte por cáncer en hombres, por detrás del cáncer de pulmón y de colon. Por ese motivo, es fundamental analizar las fases de diagnóstico, así como contar con un abordaje mutidisciplinar de la patología y con tecnologías que mejoren la calidad de vida de los pacientes y faciliten el trabajo de los profesionales. Así se puso de manifiesto durante el último comité de innovación de la Fundación IDIS (Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad) en el que Verónica Pérez Flores, Medical Lead en Advanced Accelerator Aplications en Novartis, y el doctor Marc Simó, jefe del servicio de Medicina Nuclear en el Instituto Universitario Quirón-Barcelona, exploraron los beneficios de la tomografía por emisión de positrones (PET) en combinación con PSMA (prostate-specific membrane antigen), que es una técnica de imagen no invasiva para el estudio del cáncer de próstata con un incremento del antígeno prostático específico -PSA- de membrana.

Durante la sesión los expertos explicaron los beneficios de la combinación del PET con PSMA en el estudio inicial del cáncer de próstata, en la detección tumoral ante sospecha de recurrencia o recidiva bioquímica (con elevación del PSA) tras un tratamiento, y en la selección de pacientes candidatos a terapia con radioligandos (177Lu-PSMA). Así, por ejemplo, se mencionó que, gracias a esta tecnología, en la extensión inicial de la enfermedad se mejora el estudio de la enfermedad y se puede conocer el tipo de terapia que debe seleccionarse. Por otro lado, en fases más avanzadas ayuda a realizar una valoración de la respuesta al tratamiento o el éxito de la cirugía, entre otros aspectos.

Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS, reconoció la apuesta realizada por Novartis, “ya que, gracias a esta combinación de tecnología y radiofármacos, es posible detectar enfermedad tumoral en fases tempranas y realizar una valoración de respuesta precoz a la terapia; y, sin duda, todo esto beneficia a profesionales y pacientes”.

Fuente: Libertad Digital