¡Aprenda a cocinar con Tasty Ecuatoriano! Sus tutoriales de sopitas ganaron una medalla en un concurso internacional

Uno de los platos que no puede faltar en la mesa ecuatoriana, sea si uno vive en la Costa o en la Sierra, en el Oriente o en la región Insular, es la sopa. Es como el amor de la mamá o la abuelita hecho comida y servido en un tazón; es el remedio casero por excelencia que cura casi todo malestar del cuerpo y del corazón; y sin este potaje el plato fuerte, de almuerzos o meriendas, no pudiera llamarse ‘segundo’.

Por eso Marga Reyes, creadora del canal online Tasty Ecuatoriano, le dedica un segmento a la elaboración de sopas típicas en este espacio que abrió en redes sociales para compartir sus experiencias y gratos recuerdos como aficionada a la cocina casera ecuatoriana.

“¡Las sopitas deberían ser el emblema nacional!”, exclama Marga, cuyo programa Sopitas del Ecuador fue realzado recientemente en la decimotercera edición de los premios Taste Awards, organizado por TCB CAFE Publishing & Media, una organización de medios en California (Estados Unidos) asociada con la comida, el arte y el estilo de vida.

La nueva generación tiene que decir ‘somos el país de las sopitas’ y así, sopitas, porque nosotros no nos referimos como la sopa, no, no, no, sino la sopita. Así lo hacemos en todo el país”, agrega la creadora digital originaria de Quito. Su programa recibió la medalla de honor como el mejor de comida latina/sudamericana.

“Esto es lindo, porque es una puerta que se abre, no solo para nosotros, sino para todo el país, para el turismo. Imagínate a los turistas que vengan a una degustación de sopas, se ponen como locos”, bromea Marga, a la vez que reflexiona: “¡Además para muchos la comida no está completa sin la sopa!”.

Una ‘hueca’ digital

El canal Tasty Ecuatoriano (en Facebook, YouTube, Instagram) nació hace cuatro años, inspirado en la tendencia de tutoriales con plano cenital, es decir, filmados desde arriba, por encima de los objetos, donde solo aparecen las manos del creador. Es un estilo que se popularizó con los videos de gastronomía de la marca Tasty (de Buzzfeed), de ahí el nombre. “Aunque no es una franquicia, tenemos el permiso del Tasty internacional para utilizar el nombre y con autonomía en los contenidos”, explica Reyes.

Así, ella y su esposo, Germán Aguilar, ambos productores audiovisuales con más de 20 años de experiencia, arrancaron con este divertido y delicioso proyecto que hasta el momento lleva más de 260 videoclips.

Entre ellos además de 26 sopitas, se incluyen recorridos en huecas y mercados de Quito y Guayaquil, recetas de antojitos callejeros, comidas para fechas festivas y feriados, platos tradicionales y adaptaciones ‘a la ecuatoriana’ de platillos internacionales.

Para lograr su posicionamiento con más de 375.000 seguidores sumados en las tres plataformas, Marga combina un trabajo de pre y posproducción que bien pudo haber empezado, sin saberlo, desde que era una adolescente.

Homenaje a la cocina familiar

“Empezamos la preproducción buscando la historia de cada receta que vamos a preparar”, ilustra. “Nos reunimos a principios de mes y decidimos qué es lo que vamos a cocinar según también el tiempo que sea, por ejemplo, el anterior mes fue carnaval, entonces teníamos que hacer platos alusivos”.

Muchas de esas preparaciones, recuerda, vienen desde su primera vez frente a una hornilla, cuando aprendió a cocinar a los 15 años.

Tasty Ecuatoriano no solo ha querido la preparación de la tradicional fanesca sino sus también tradicionales acompañantes.

Tasty Ecuatoriano no solo ha querido la preparación de la tradicional fanesca sino sus también tradicionales acompañantes. (Cortesía/)

“Todo lo que he aprendido ha sido autodidacta, porque me ha gustado un montón. Siempre cuento que cuando me gradué del colegio tenía dos caminos: o me hacía chef o me dedicaba a la producción y a la publicidad, entonces le consulté a mi mamá y me dice ‘ándate por el otro lado mejor, cocinar siempre puedes hacerlo’”.

Y en efecto, nunca dejó de hacerlo. “Cocinar siempre ha sido como un relax para mí. Además mi mamá me dejó antes de morir sus cuadernos de recetas, donde estaban todos sus apuntes, la sabiduría de ella y mi abuela. Es oro, es mi biblia”.

Viajar, probar y comer fuera de casa también son parte de sus lecciones culinarias cuando era adolescente, gracias a que con su papá, piloto de carreras por hobby, recorrió el territorio ecuatoriano, “desde el Carchi hasta el Macará”, lo que le ha permitido darle la vuelta a la República cuatro veces.

Marga Reyes (anchor y directora creativa de Tasty Ecuatoriano) y su esposo Germán Aguilar (productor general) con la placa que YouTube les entregó al superar los 100.000 suscriptores.

Marga Reyes (anchor y directora creativa de Tasty Ecuatoriano) y su esposo Germán Aguilar (productor general) con la placa que YouTube les entregó al superar los 100.000 suscriptores. (cortesía/)

“Vas parando por todos los pueblos, en sus huecas y sus mercados, entonces tengo esos sabores impregnados de mi memoria, con lo que se fue educando el paladar”. Como muestra aprendió a distinguir un queso de Cayambe con uno de Guaranda o uno de Manabí. “La diferencia está en la sal”, indica.

Lecciones de sazón

A la semana Tasty Ecuatoriano presenta dos recetas, en las cuales la creativa no se guarda ningún detalle. Entre Marga y su audiencia de caprichosos paladares no hay secretos, sobre todo para explicar minuciosamente lo más difícil de aprender en una cocina: la sazón de los platos tradicionales.

“Qué hago yo guardándome los secretos, yo nunca niego un truco, ni una maña”, aclara. Por eso, es franca en compartir sus consejos de sabor:

“Hay elementos muy específicos, tú crees que la sazón es sal, pimienta, comino y listo ya, pero no. Por ejemplo, en la comida de la Sierra nos da un sabor especial el ají, pero sin las pepas y sin las venas. Yo siempre pongo en las sopas una puntita de ají, le da un perfume que no te imaginas. En la Costa, en cambio, para la comida manabita es el vinagre de banana y la mostaza. Tú haces un corviche con los dos y te sientes en Manta”.

El encebollado es una de las reinas de las 'sopitas de mi Ecuador', que Tasty Ecuatoriano explica con una mezcla de condimentos que se pueden encontrar en cualquier rincón del mundo.

El encebollado es una de las reinas de las ‘sopitas de mi Ecuador’, que Tasty Ecuatoriano explica con una mezcla de condimentos que se pueden encontrar en cualquier rincón del mundo. (Cortesía/)

Por lo general publica sus videos entre miércoles y viernes, porque los seguidores así se planifican lo que les gustaría probar el fin de semana. Lo sabe, porque ellos se lo cuentan, como estudiantes que le narran a su profesora lo que hicieron en sábado y domingo.

“Tienen el tiempo de prepararla y el lunes me escriben y me mandan fotos. Es lindo tener esa afinidad con la comunidad, obviamente son más mujeres, pero hay muchos hombres también, los maridos de las seguidoras”, comparte Reyes.

He dejado que muchas carishinas dejen de ser carishinas, eso también es chévere”, dice con ese término kichwa que se refiere a las mujeres que se consideran poco hábiles en la cocina.

Ese público de gran apetito que aprende de ella detrás de una pantalla brillante está mayoritariamente en Guayaquil, Quito y en la provincia de Manabí. Incluso lo hacen desde Nueva York y Newark (EE. UU.), España e Italia.

Otra 'sopita' para intentar hacer en casa, sin miedo: el caldo de bolas.

Otra ‘sopita’ para intentar hacer en casa, sin miedo: el caldo de bolas. (Cortesía/)

“Es la comunidad de ecuatorianos en el exterior, es un número de seguidores muy grande. A mí me gusta también brindarles a ellos soluciones para sus comidas. Por ejemplo, para el encebollado les hice una mezcla de condimentos con marcas internacionales, que los venden en todo el mundo, y les di la fórmula para que puedan sacar el sabor”.

Aún hay recetas por dominar, revela. La más difícil de todas, confiesa, ha sido la fanesca, con dos días de grabación. Pero le gustaría replicar la uchumanka, “una sopa del oriente dificilísima, con sabores superexóticos”. Luego están las humitas y el caldo de manguera. “Esos son mis retos”, complementa.

Y en cuanto a la pregunta que divide a los ecuatorianos, más que el fútbol, le interrogo a la ‘caserita’ de Tasty Ecuatoriano: ¿el seco lleva o no lleva papa? “Si lo comes en Guayaquil, no, le pones maduro; ¡si lo comes aquí (en la Sierra) sin papa no es seco!”.

Fuente

A %d blogueros les gusta esto: