Una jugadora de baloncesto incluida en el canje de presos que negocian Rusia y EE UU