Tres países latinoamericanos no tendrán representación en videoconferencia con la UE