Candidatos de la primaria manifiestan cierto alivio al no aceptarse el cambio de fecha; otros callan