Una Palabra Oportuna No. 1948

Oración de la noche. Domingo 07 de agosto de 2022.

Por José Francisco Aranguren, SJ.

Padre bueno, en esta noche, hago silencio, me pongo en tu presencia y me dispongo a oírte.

Hoy he estado atento a lo vivido en esta semana y quiero agradecerte por las veces en las que coincidí con tu espíritu, gracias por inspirarme y darme la fuerza de ponerlo por obra.

Hago silencio agradecido para degustar lo vivido.

 Al mismo tiempo te pido perdón por lo que no he hecho bien o por lo que no he visto. Hago silencio para pedirte por eso…

Tu palabra hoy me compromete por todo lo que me has dado. Sé que se me exigirá mucho. Quiero dar de todo lo recibido y seguir abriendo las manos para que me sigas dando. Te pido que no me desampares. Quiero seguir el camino abierto por tu hijo.

Dame tu amor y tu gracia que eso me basta. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.

Fuente: Fe y Alegria Noticias