Una Palabra Oportuna No. 1945

Oración de la mañana. Sábado 06 de agosto de 2022.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en la Fiesta de la Transfiguración

Señor Jesús, subimos a la montaña para respirar el aire puro de la experiencia de Dios, cambiar e iniciar un nuevo camino. Necesitamos aires de verdad, belleza, de amor y paz. Subir a la montaña es cambiar de actitud y comprometernos con el anuncio que nos lleva del Tabor a Jerusalén. Colamos el café y lo compartimos contigo y tus compañeros  “Qué bien se está aquí…” Sí, qué bien se está aquí. ¿Por qué no dejaste a Pedro que permaneciera en esa calma? ¿Por qué lo sacaste de ese momento de contemplación? Y con nosotros haces lo mismo. En medio del sosiego de la oración, alguna dificultad interrumpe el silencio.

Cuando pienso que todo es hermoso, me anuncias la cruz. Cuando veo que el día es claro, llega la tormenta. ¿Por qué no me dejas poner una tienda? Caigo en cuenta que esa es la vida del cristiano. Levantarse, contemplar la gloria y, al mismo tiempo, cargar con la cruz de cada día. Cuando miro el sol, solo lo puedo hacer por unos breves instantes, porque después todo se oscurece. En esta vida puedo ver la gloria, porque es a donde voy, y después debo seguir caminando. No será fácil, tengo que esforzarme en los tramos más difíciles, entrar por la puerta estrecha. La gran equivocación “querer permanecer allí”.

Nos has llevado al monte de la transfiguración, no para quedarnos ahí, sino para que desde ese Monte, divisemos otro: el del Calvario. Que sepamos disfrutar en el Tabor y prepararos para el Calvario. Que me goce con tu presencia y no me escandalice de tu ausencia. Que sepa gritar contigo: Padre, ¿por qué me has abandonado? Y después confiar plenamente en Ti, diciendo: “Padre, en tus manos pongo mi espíritu”.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.

Fuente: Fe y Alegria Noticias

Deja una respuesta