Rafael Uzcátegui: “Las autoridades han cerrado el espacio de actuación de la sociedad civil”

Foto: Cortesía

Monitor Civicus afirmó el miércoles 6 de diciembre un nuevo informe que el espacio cívico de Venezuela ha pasado de ser “represivo” a “cerrado”, que vendría siendo su peor calificación.

“Este cambio de calificación es el resultado de décadas de ataque contra el espacio cívico”, afirmó Rafael Uzcátegui, coordinador del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (PROVEA), en el programa En Este País de Radio Fe y Alegría Noticias.  

Rafael Uzcátegui explicó que el espacio cívico no es más que el espacio que tienen las personas para ejercer sus libertades fundamentales.

El informe, titulado “El poder ciudadano bajo ataque 2023”, detalla las condiciones del espacio cívico en 198 países y territorios.

En el caso de Venezuela muestran que queda poco, ya que las autoridades siguen intentando asfixiar a la ciudadanía en un ambiente de hostilidad, destaca Civicus.

El informe presentado por Civicus documenta en 2023 cientos de agresiones a personas defensoras de los derechos humanos en el país.

Uzcátegui afirmó que existe una restricción al derecho de asociación y también se destacó que cientos de periódicos y emisoras de radio han sido forzados a cerrar, otras se han autocensurado o se han desplazado al extranjero, y quienes quedan dentro de la nación se enfrentan a una intimidación aún mayor.

“La situación es desoladora, ya que las autoridades venezolanas han cerrado por completo el espacio de actuación de la sociedad civil”, expresó Uzcátegui.

¿En qué se basa Civicus?

Civicus Monitor califica las condiciones del espacio cívico de cada país, basándose en datos recogidos a lo largo del año por activistas de la sociedad civil, equipos de investigación regionales, índices internacionales de derechos humanos y personas expertas del monitor.

Los datos de estas cuatro fuentes se combinan para asignar a cada país la calificación de abierto, estrecho, obstruido, represivo o cerrado.

La puntuación de Venezuela la sitúa entre los 28 países en la peor categoría: cerrada.

“En Latinoamérica hay tres países que comparten esta calificación: Venezuela, Cuba y Nicaragua”, dijo Uzcátegui.  

A nivel mundial, el informe de este año reveló que casi un tercio de la humanidad, es decir, el 30,6% de la población mundial, vive ahora en sociedades cerradas.

Mientras tanto, sólo el 2,1% de las personas viven en países “abiertos”, donde el espacio cívico es libre y está protegido.

Múltiples violaciones

A lo largo de este año en Venezuela organizaciones de derechos humanos documentaron principalmente casos de intimidación, censura y denegación en el registro de organizaciones, así como la introducción de iniciativas legislativas restrictivas.

El resto de países que descienden de categoría este año son: Bangladesh (cerrado); Bosnia y Herzegovina (obstruido); Alemania (estrecho); Kirguistán (represivo); Senegal (represivo); y Sri Lanka (represivo).

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestro canal de Telegram.

Fuente: Fe y Alegria Noticias