Los Reyes de Magos Políticos

Venezuela paga a trabajadores públicos bonos devaluados por subida del dólar
Foto: Miguel Gutiérrez | EFE.

Ya inició el año 2023 con muchas expectativas sobre los escenarios políticos y económicos del país. 

El descontrol del dólar, el cese del Interenato, la llegada de un crucero a la Isla de Margarita, la reapertura de dos puentes por el que se permite el paso vehicular fronterizo entre Venezuela y Colombia y la salida del primer buque petrolero operado por Chevron en Venezuela, ocupan las noticias de principio del nuevo año.

Es evidente que el 2023 va a ser un año muy activo en lo político. La oposición del país se debate en la manera de lograr acuerdos para poder elegir un candidato presidencial que pueda lograr la unidad y reanimar a los electores.

El Partido Socialista Unido de Venezuela seguirá intentando buscar la manera de que la economía pueda ser más estable porque sabe que de eso depende muchísimo el voto para ellos en las próximas elecciones presidenciales.

Todo indica que las relaciones con Brasil en lo económico también se van a fortalecer y seguro que en los próximos días se anunciarán eventos en las fronteras de Venezuela con Brasil. 

La Geopolítica internacional está marcada por la crisis climática, la guerra de Rusia y la actividad petrolera. Venezuela intenta entrar en este juego para poder atraer a inversionistas y generar confianza en el mercado internacional. 

La agenda interna política seguirá su curso, se avecinan los eventos electorales presidenciales 2024 y la elección de Gobernadores, Alcaldes, Concejales, Legisladores regionales y Diputados a la Asamblea Nacional en el año 2025. Lo que quiere decir que incluyendo las primarias presidenciales son tres años de actividad electoral en Venezuela. 

Como lo dijo Efrain Carrizales: “En momentos electorales la estrategia es clara: calle y calle”.

Jesús Castillo Molleda es politólogo y socio director de la agencia Polianalitica. @Castillomolleda

Las opiniones expresadas en la sección Red de Opinadores son responsabilidad absoluta de sus autores

Fuente: Fe y Alegria Noticias