Sucesos

El Poliedro de Caracas se rindió ante la voz de Plácido Domingo

Foto: Lenys Martínez

El tenor y barítono español, Plácido Domingo, deleitó a todo su público que acudió a su cita este 1 de octubre en el Poliedro de Caracas.

Domingo, de 82 años de edad y tras 14 de ausencia de los escenarios venezolanos, estuvo bajo la compañía de la soprano uruguaya María José Siri y la Orquesta Sinfónica de Venezuela Simón Bolívar, en un perfecto engranaje durante dos horas y media.

La sinfónica, la cual estuvo dirigida por el maestro Kamal Khan, apareció en escena a las 7:45 pm y diez minutos después con un traje entre blanco y negro, Plácido Domingo, ante sonoros aplausos.

La noche apenas comenzaba con un aforo lleno en al menos un 80 %.

Emocionado por las zarzuelas y su público

El repertorio estuvo compuesto -en su mayoría- por zarzuelas, género que el tenor comentó que es el que ha cantado durante toda su vida: Quiero desterrar, La del soto del parral, Goyescas, Los gavilanes, La del manojo de Rosas, Luisa Fernanda, La vida breve, El gato montés, entre otras, cuyas interpretaciones terminaron en fuertes ovaciones en cada final.

El público lució absorto y eclipsado con cada tema que cantó Plácido, María José Siri y las que interpretaron en conjunto. Luego de un intermedio, el barítono español comentó que sentía mucha alegría por la aceptación de la zarzuela entre su público. A la vez también expresó su agradecimiento y admiración al creador de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, el maestro José Antonio, quien falleció el 24 de marzo de 2018, quien recibió fuertes aplausos pese a ya no estar en el plano terrenal.

También recordó que cuando pisó por primera vez Venezuela hace 33 años, un grupo de más de 100 niños músicos lo recibió cuando apenas se bajaba del avión. “Era increíble tanta emoción, nunca había visto algo así”, dijo.

Adicionalmente, comentó que se emocionó cuando visitó la sede de la Orquesta Sinfónica acá en Caracas el sábado 30, un día antes del concierto. “En el ensayo de anoche estuvieron 400 jóvenes en escena que están aquí, son del coro, ¿en dónde están?” se preguntó mientras los buscaba con la mirada. Los muchachos estaban en la parte superior del coso de La Rinconada y se pusieron de pie para recibir fuertes vítores y proseguir con el espectáculo.

La música venezolana estuvo presente

El concierto terminaría al ritmo de música venezolana empezando por el Alma Llanera y después con otro momento emotivo de la noche: el homenaje al maestro Simón Díaz. Las pantallas  que dispusieron al centro y en los laterales mostraban al siempre recordado Tío Simón con su liqui-liqui blanco al lado de Plácido Domingo en la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño en 1991 cuando juntos entonaron Caballo viejo, cuya puesta en escena generó largos aplausos para ambos.

No obstante, su público pedía a gritos Granada, que compuso Agustín Lara en 1932 y se convirtió en un clásico entre grandes intérpretes, entre ellos, el tenor venezolano Alfredo Sadel.

El reloj marcaba las 10:12 pm  cuando el tenor Plácido Domingo culminó su presentación y entre ovaciones –de pie- se despidió del escenario junto a la soprano María José Siri y todos los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Venezuela Simón Bolívar.

El espectáculo que estuvo bajo la producción de Thiene Producer, contó con un impecable sonido, pantallas y organización tanto en la entrada como en la salida del recinto.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestro canal de Telegram.

Fuente: Fe y Alegria Noticias