Católicos despidieron a Benedicto XVI en la plaza de San Pedro

Cortesía

En una mañana gris marcada por la fuerte neblina en la plaza de San Pedro, miles de fieles católicos participaron de la misa exequial del Papa emérito Benedicto XVI quien falleció el pasado 31 de diciembre a sus 95 años.  

Pasada las 9:00 de la mañana (hora local), el féretro con los restos mortales de Benedicto XVI fue trasladado a hombros por doce sediarios hasta el atrio de una plaza de San Pedro.

Una vez culminado el Santo Rosario, el papa Francisco inició el ritual fúnebre del Papa emérito. La misa fue concelebrada por 130 cardenales, 400 obispos y casi 3.700 sacerdotes.

Francisco, durante su homilía, reflexionó sobre la lectura del Evangelio de San Lucas 23, 46, deteniéndose en particular en una frase de Jesús en la cruz: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”.

Asimismo, el papa Francisco destacó la “sabiduría, delicadeza y entrega” que Benedicto XVI “supo esparcir a lo largo de los años”.

“Como las mujeres del Evangelio en el sepulcro, estamos aquí con el perfume de la gratitud y el ungüento de la esperanza para demostrarle, una vez más, ese amor que no se pierde; queremos hacerlo con la misma unción, sabiduría, delicadeza y entrega que él supo esparcir a lo largo de los años”, añadió el Pontifice.

Cortesía Vatican News

Benedicto XVI descansará en la tumba de Juan Pablo II

Una vez culminada la misa, los restos fueron trasladados a las Grutas Vaticanas, situadas bajo la basílica de San Pedro y donde están enterrados los papas, para ser exhumados en la tumba que perteneció a san Juan Pablo II por expreso deseo de Ratzinger.

De acuerdo con el portal Vatican News, asistieron más de 60 mil personas a la misa exequial, incluyendo a altos representantes de gobierno y monarquías del mundo.

Por no ser un funeral de Estado solo dos delegaciones tuvieron carácter de oficial, la de Italia y la del país natal de Ratzinger, Alemania, encabezadas por sus presidentes, Sergio Mattarella y Frank-Walter Steinmeier, respectivamente.

Con información de Vatican News y EFE

Fuente: Fe y Alegria Noticias