InternacionalesPolíticaportada

Estados Unidos declara visas restringidas para operadores de transporte en migración irregular

El gobierno de Estados Unidos ha anunciado un cambio significativo en su política migratoria, enfocado en abordar los desafíos planteados por la migración irregular.

La nueva política, implementada por el Departamento de Estado bajo la Sección 212(a)(3)(C) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad, tiene como objetivo restringir las visas de propietarios, ejecutivos y altos funcionarios de empresas de transporte que facilitan la migración irregular hacia Estados Unidos.

Esta medida amplía la política anterior aplicada a Nicaragua, abarcando ahora a operadores de vuelos chárter, terrestres y marítimos que ofrecen servicios a personas con intención de migrar irregularmente.

El objetivo principal de esta iniciativa es combatir las prácticas explotadoras asociadas con la migración irregular, protegiendo a los migrantes vulnerables de tarifas extorsionarias y riesgos significativos para su seguridad y la de sus familias.

El gobierno estadounidense ha enfatizado su compromiso en erradicar la explotación de migrantes, involucrando no solo a traficantes, sino también a empresas privadas, funcionarios públicos y gobiernos que perpetúan este ciclo dañino.

En un comunicado, el Departamento de Estado subrayó que ninguna entidad debería beneficiarse de la difícil situación de los migrantes vulnerables. Estados Unidos buscará colaborar con gobiernos y partes interesadas del sector privado a nivel nacional e internacional para desmantelar estas redes de facilitación de migración irregular.

Este anuncio llega en un momento en que la atención sobre la migración irregular se intensifica, especialmente a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos. La administración Biden enfrenta presiones para abordar el aumento en la afluencia de migrantes ilegales, un tema políticamente relevante tras la anterior administración de Donald Trump.

Con estas restricciones de visa dirigidas a operadores de transporte, Estados Unidos busca interrumpir las redes de facilitación que explotan a migrantes vulnerables y socavan los procesos de inmigración. Esta medida representa un esfuerzo para abordar las complejidades asociadas con la migración irregular y proteger los derechos de los migrantes.

3eravoz @soyjosecorrea