OpiniónPolítica

Ucrania: 500 días de barbarie rusa, por Froilán Barrios Nieves*

A más de 500 días de la barbarie rusa en Ucrania, los cálculos indican que el tiro le salió por la culata a Putin, pretendido zar del siglo XXI

@froilanbarriosf

El sábado 8 de junio se cumplieron 500 días desde la invasión rusa a Ucrania. La conflagración ha tenido un impacto global y desde ya se considera un hito en la historia del siglo XXI. Esta invasión ha tenido el mayor efecto en las relaciones políticas, económicas y sociales que ocurren diariamente en el planeta.

Al inicio de lo que Putin llamó erróneamente «operación militar» en febrero de 2022, nadie creía que el conflicto duraría más de 15 días. Rusia, con el segundo ejército más poderoso del mundo, pensó que tomar Kiev sería cosa de “coser y cantar”. 

Tamaña equivocación del Stalin del siglo XXI, al pretender reeditar las invasiones del Ejército Rojo en Hungría en 1956 y Checoslovaquia en 1968, aplastando las ansias de libertad y democracia en esos países de Europa Oriental. Entre tanto, la Federación Rusa, heredera del colapso de la URSS a finales del siglo XX, durante el siglo XXI realizó incursiones en Moldavia, Georgia, Chechenia y Ucrania orientadas a afianzar enclaves fantasmas y garantizar su presencia imperial.

En Moldavia, Rusia reforzó la permanencia de Transnistria, que surgió en 1992. Ha respaldado en Georgia a las pequeñas repúblicas prorrusas de Abjasia y Osetia del Sur (2007-2008). En Chechenia (1999-2005), aplastó una rebelión separatista para mantenerla dentro de la Federación Rusa. Y en Ucrania (2014), anexó Crimea y promovió la secesión de Donetsk y Lugansk.

Esto demuestra que las ambiciones imperiales del nuevo zar del siglo XXI amenazan con expandirse por toda Europa, incluso soñando con invadir Polonia, los países bálticos e incluso llegar nuevamente a la Puerta de Brandeburgo en Berlín, tal como lo hizo el Ejército Rojo al finalizar la Segunda Guerra Mundial en 1945.

El tiro por la culata

En esta ocasión, Putin no se imaginó que le saltaría la liebre en Ucrania en 2022. La solidaridad mundial con este país ha desesperado al dictador y a la élite oligárquica rusa, quienes intentan aplastar al pueblo ucraniano hasta su extinción. La humanidad ha sido testigo de los implacables bombardeos en todo el territorio nacional, lo cual ha resultado en la muerte de más de 10,000 civiles, incluyendo 500 niños, y la destrucción de la infraestructura del país, según cifras conservadoras.

Sin embargo, a más de 500 días de esta brutal invasión, los cálculos indican que el tiro le salió por la culata al tirano Putin.

  • En primer lugar, la OTAN se ha cohesionado y ha aumentado su influencia al incorporar a Finlandia y Suecia, extendiendo así la frontera con Rusia en 1340 km a través de un país miembro de la Alianza.

  • En segundo lugar, Ucrania decidió unirse aun más en torno al gobierno de Zelenski y defenderse contra la agresión rusa. Esto ha fortalecido la moral y los valores del ejército ucraniano, dispuesto a expulsar al invasor. Como resultado, las bajas militares de Rusia se multiplican. Decenas de miles de jóvenes rusos integrantes de las fuerzas armadas y de las milicias Wagner mueren en esta guerra insensata impulsada por el capricho de Putin y su cúpula oligárquica.

  • En tercer lugar, este conflicto ha permitido a Ucrania pavimentar su meta soñada de ingresar a la Unión Europea y ser considerada para una invitación a la OTAN. Esto sucede a un ritmo acelerado, con la aprobación de los miembros de ambas alianzas.

Finalmente, este conflicto deja al descubierto el verdadero rostro del tirano ruso ante el mundo. Putin ha sido rechazado en múltiples votaciones en la ONU y en eventos internacionales sobre derechos humanos. Además, la CPI emitió una orden de captura en su contra por tráfico de niños. A Putin tan solo lo halagan, como indicara recientemente el expresidente boliviano, Tuto Quiroga, los «piratas del Caribe»: los tiranos de Cuba, Nicaragua y Venezuela. Dictadores que también integran el indeseable grupo de «Los hijos de Putin en América Latina», junto con Lula da Silva, Alberto Fernández y López Obrador.

Maduro expresó su absoluto respaldo a Putin, tras rebelión de grupo armado

*Movimiento Laborista.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Fuente