Solo los idiotas no cambian de opinión

El reconocido moderador del programa A punto y político zuliano, Juan Carlos Fernández, reflexiona este domingo 24 de abril, sobre el contexto venezolano ante posiciones radicales y ambiciones políticas, las cuales no han llevado a nada bueno al país.

 

Fernández menciona que en Venezuela se están produciendo cambios, el gobierno parece tomar una posición “centro”, girando hacia el modelo Chino o Vitnamita (…) “Un modelo económico que aparenta ser liberal y un modelo autoritario en el gobierno”, destacó además que el  interés es acabar con el modelo autoritario, a fin de resaltar la democracia y reconstruir el país.

 

En este escenario la oposición camina en su mayoría hacia el “centro”, buscando ser alternativa (…) “recordemos que en Venezuela la oposición no es alternativa”, haciendo referencia a que no basta con decir ¡Maduro vete ya! (…) “Maduro tiene que irse por la ruta electoral, necesario entonces es decirle al pueblo ¿Cómo vamos a resolver el problema eléctrico, la producción, los males de la salud y educación… Qué haremos con los servicios públicos?”, recalca impetuoso el político zuliano.

 

Estas interrogantes deben ser analizadas por el soberano y bien planteadas por los líderes de las fuerzas políticas del país; ante ello, suscitan dos nuevos escándalos: La destitución del exdiputado José Luis Pirela de MONÓMEROS, por hechos de corrupción, y la expulsión de Luis Giusti, de la junta directiva de CITGO; ambas empresas manejadas por el gobierno interino. Por lo que Fernández llama a rectificar el camino, para lograr el cambio deseado en Venezuela.

 

“Lastimosamente la corrupción toca todos los niveles (…) ya el hecho de que se les esté pagando a los militantes de algunos partidos políticos venezolanos, con el dinero que los Estados Unidos tiene congelado, y que pertenece a todo el país, es un acto de gigantesca corrupción”, dice Fernández en su opinión.

 

Cabe destacar que el Gobierno Venezolano va intentar sostenerse a toda costa y en ese escenario la oposición tiene que convertirse en una alternativa de poder, frente a la corrupción y abuso (…) “La oposición tiene que resolver grabes problemas a lo interno (…) los partidos políticos se han convertido en sacos de alacranes; pelas por el poder”, así comenta Fernández, ante los hechos.

 

Ante esas circunstancias se hace difícil el avance del país, fundamental es establecer los momentos de acuerdos y estrategia, donde se contemple hasta refundar los partidos políticos, sobre las bases del servicio a la población, como pilar para el progreso.

 

“Creo que Venezuela tiene como mejorar sus condiciones políticas, económicas e institucionales (…) pero también creo que debemos buscar las coincidencias para poner en práctica esos necesarios cambios”, con este mensaje cierra su reflexión el moderador de A punto y actual director del partido Fuerza Vecinal-Zulia; pues el no cambiar de opinión puede ser fatal para la política venezolana.

 

 

Redacción: Anaís Vivas.