(Opinión) Una candidatura Impuesta por el G4 a los caraqueños. Por Julio César Reyes

Caracas 14 de septiembre de 2021.

Es inaudito e insólito la imposición del G4 a los demás factores de oposición, pero además el irrespeto a los electores caraqueños. ¿Buscan hacer perder la Alcaldía de Caracas o lograr ganarla?, el chantaje de la “manito” que ayudamos también a construir para 2015. No puede suponerse o pretender que todo gira alrededor de estos 4 partidos.

Antonio Ecarri tiene más de 14 años con trabajo social y político en Caracas. Las casas del lápiz nunca han parado de formar emprendedores en todo este tiempo y el lápiz como partido nunca ha dejado de estar presente en las comunidades, construyendo bases y cuadros al servicio de la causa país y de la democracia.

Aunque no milito en dicho partido, me acerca el respeto y el afecto a su trabajo incansable. Mientras unos vivían en el “exilio” y recorrían el mundo, Ecarri y su equipo labraban lo que hoy tiene reconocimiento en la gente y en los sectores populares.

En todo ese periodo Ecarri ha sido militante de la UNIDAD como yo, él de manera coherente se plegaba al discurso de la Unidad en los diversos tiempos de nuestra compleja política, sin dejar de levantar la voz y ser la caja de resonancia de su militancia.

La verdad es que tiene más de 90 días que le dijo a los caraqueños que postularía su nombre, asumiendo sus errores y aceptando la rectificación pertinente con su militancia y con los caraqueños. Nunca ha escondido sus aspiraciones y su pasión por transformar con educación a Caracas.

En estos 90 días se dirigió a la oposición toda, y en especial al G4, haciéndole saber sus aspiraciones y entendiendo cómo demócrata que otros aspirarían legítimamente, sin dejar de alertar sobre la necesidad de enfrentar Unidos a la perversión del PSUV en Caracas.

Pero fue enérgico y responsable cuando dijo que había que acudir a unos mecanismos que lograran aglutinar el mayor de los apoyos y darle rostro a la candidatura para salvar a Caracas, eso sí, con democracia y honestidad y sobretodo credenciales para llevar el juego limpio.

Desde la supremacía del G4 sólo se ignoró y al mejor estilo de “gallo tapao” dejaron pasar el tiempo, y de nuevo hubo irresponsabilidad política contra los ciudadanos y la democracia, alargando el tiempo, para después salir con una candidatura sacada de un sombrero que sólo acepta y reconoce las élites del G4, pasando por encima de la democracia y la necesidad de los electores caraqueños. ¿A quién le hacen el juego? ¿Contra quién van? ¿Quiénes son los divisores?.

Es el momento para la Rebelión Ciudadana en contra del autoritarismo del PSUV y de la MUD. Yo si reconozco el trabajo de años de Ecarri por Caracas y la #CiudadEducadora, además tiene las credenciales necesarias y el trabajo real para transformar a Caracas.

¿Por qué Guanipa no declina? Si de verdad ama a Caracas y su lucha es rescatar del PSUV al municipio Libertador, que de muestra su compromiso y desprendimiento real, prediquen con acciones lo que dicen.

*Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus autores, quedando entendido que son responsabilidad de sus autores

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Fuente