(Opinión) Del caracazo al madurazo. Por Américo De Grazia

Caracas, 12 de septiembre de 2021

“No esperes el momento perfecto.
Toma el momento y hazlo perfecto “.
Mándela

Soplan vientos de cambio en Venezuela; estos, se alistan de abajo hacia arriba. Ante el fracaso del centralismo autoritario, se conjugan factores desde las provincias. Ahí se gestan una tormenta de ideas encabezadas por líderes locales y regionales promulgando cambios de modelos en todas las áreas del que hacer nacional. Así como en 1989 en el post “Caracazo”, el ejecutivo nacional, sufrió una deslegitimación de ejercicio y se acudió a la descentralización mediante elecciones por vez primera en Venezuela, de Gobernadores y Alcaldes mediante elección popular; hoy el fenómeno se repite. Maduro, deslegitimado de origen y ejercicio pretende “legitimarse” ante propios y extraños. Verdades fácticas, subyacentes, que solo los necios, desestimarían como oportunidad para desafiar.
Aquí y ahora la política está descongelada, quién no lo perciba, está ciego por sus intereses, vive en su burbuja política virtual o sencillamente está postrado por la derrota dejándose arrastrar con espíritu de mendigo, esperando la benevolencia de terceros.

La “polarización” entre oficialistas Vs opositores, dejó de existir. Hoy se presenta en una brecha abismal entre una élite pervertida de privilegiados y una mayoría abrumadoramente empobrecida. Esta realidad trágica; ahora es entre quienes comen de bodegones boutique y quienes lo hacen de la basura. Los que trafican con gasolina contra aquellos que padecen en la cola. Entre quienes contrabandean el gas y los que cocinan a leña. Los que comercializan en dólares y los que sobreviven en la informalidad económica. Los que pasean en vehículos blindados y los que andan en cola. Los que tienen piscinas en sus casas y los que no tienen agua… más un largo etc, dado el pobrecimiento brutal de los venezolanos. La brecha es abismalmente odiosa.

VEA TAMBIÉN EN PDCTV: ¿Cómo se compraron los aviones F16 en Venezuela?en #SebastianaYPunto

Las víctimas del “caracazo” de ayer y sus secuelas, son superadas con creces ante la trágica realidad totalitaria de hoy. El “madurazo” de hoy, es éxodo, diaspora, desplazados, territorio ocupado, hiperinflación, desaparición de nuestro signo monetario, economía de puerto e improductiva, saqueo vulgar, descarado y público, crímenes de lesa humanidad, violación de los DDHH, deslegitimación de origen y ejercicio de todos los poderes. Y pare de contar. Es ahí, con la procesión por dentro, es dónde cobra fuerza el reinventarnos desde abajo, desde el barrio, la parroquia, el municipio, él estado, los trabajadores, el ciudadano, los productores, estudiantes, Indigenas o venezolanos de a pie.

Un régimen con más del 80 % del país en contra, es absolutamente dérrotable. Para ello debemos desechar el dejarnos colonizar por paradigmas inoculados por el régimen. Paso a enumerar algunos paradigmas sembrados por la maniobra mediática del régimen. (1) Dictadura no sale con voto, diseño de laboratorio, inoculado en sectores “opositores”, que desestiman cualquier iniciativa ciudadana y solo apuestan a la mágica intervención de “terceros”. (2) Unidad como sopa de letras, mientras el régimen estimula el enfrentamiento; bajo la égida de divide y vencerás. La vacuna a esta pandemia política, es poner el énfasis en los liderazgos reales, más que en los partidos que lo orbitan. (3) Desesperanza como método infalible para desanimar a la población. Detenciones, intervenciones, abusos de poder, arbitrariedad, atropello. Todo lo que fatigue el estado anímico del colectivo. El antídoto es desafiar sin güabineo.

Por eso estamos aquí, con la narrativa y la participación activa en todos los escenarios posibles. El 21N es solo una estación en la ruta hacia la libertad. Nadie a dicho que sea fácil, menos aún de alfombra roja. ¡ Derrótalos ya !

*Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus autores, quedando entendido que son responsabilidad de sus autores.

Lea también en Punto de Corte:

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Fuente