#NotasSobreLaIzquierdaVenezolana | La izquierda cultural venezolana, por Isaac López*

La izquierda cultural venezolana 1958–1968, de Alfredo Chacón, representa un material de indispensable consulta
Leer los textos recopilados por Alfredo Chacón y editados en 1970 por la Editorial Domingo Fuentes es acercarse a un archivo extremo y sectario

@YsaacLpez

A los que fueron de los sesenta

Siempre quise leer ese libro de Alfredo Chacón. Una especie de texto mítico de mi adolescencia tras la nostalgia de aquel tiempo perdido. Ni siquiera en Mérida pude localizarlo en mis primeros años de vida en la ciudad. Su encuentro hace dos meses en la Biblioteca de la Facultad de Derecho de la ULA representó dar con una fuente testimonial de primer orden sobre la emergencia radical venezolana de la década de los sesenta. Algo de lo que nadie quiere acordarse, pero que me interesa pues la poesía, la narrativa, el ensayo, la crítica literaria, el artículo y la controversia periodística fueron mucho más que «el perfume de una época».

Leer los textos recopilados por Alfredo Chacón y editados en 1970 por la Editorial Domingo Fuentes es acercarse a un archivo extremo y sectario, a visiones tan intransigentes en su fe ciega que lo hacen a uno consiente de que aquellos debates y controversias de gente como Jesús Sanoja Hernández, Héctor Malavé Mata, Orlando Araujo, Armando Córdoba, José Agustín Silva Michelena, Pedro Duno, Antonio Pasquali, Manuel Caballero, Adriano González León, Jacobo Borges, Edmundo Aray o Darío Lancini, además de los textos sin firma de publicaciones como Tabla Redonda, Crítica Contemporánea, y Clarín de los Viernes tenían que tener una expresión también en los hombres y mujeres que empuñaban las armas en la sierra de Coro, las montañas de Lara y Portuguesa, en Turimiquire, o los cerros de Trujillo y El Bachiller.

Mención aparte merece la entrevista de enero de 1965 al director de la Escuela de Historia de la UCV, Germán Carrera Damas, titulada La Historia como instrumento de liberación nacional y publicada en el periódico Qué pasa en Venezuela, ligado al PCV. Para el universitario, la historia necesaria conllevaba al estudio de la política «como la expresión global del desarrollo general de las sociedades». «La historia no es un recetario práctico para uso de políticos miopes. Tampoco es la tienda de antigüedades en que la han convertido quienes acuden a ella en búsqueda de una cosa vieja en qué apoyar alguna malignidad presente.» 

Indica Carrera Damas: «Difieren, sin embargo, básicamente, los intereses del historiador de lo contemporáneo, de los del político partidista. Si bien para ambos debe regir por igual el propósito de la clara comprensión de lo contemporáneo, la misión del historiador –incomprendida por muchos– es básicamente la de actuar como un testigo de su tiempo. Ello no implica, repetimos, renunciar a una participación que, por otra parte, no sería otra cosa que el ejercicio de un elemental derecho ciudadano, pero sí el compromiso de esforzarse por alcanzar planos de observación sistemática en lo posible desligados de preferencias personales.»

Siendo Germán Carrera Damas parte del Comité Editorial de la revista Crítica Contemporánea, junto con Orlando Albornoz, Gustavo Carrera Damas, Rafael Di Prisco, Pedro Duno, Marisa Kohn de Beker, Juan Nuño y Federico Riu, encontramos en el libro una reseña crítica de Clarín de los Viernes, del 2 de agosto de 1963, donde se cuestiona a esa publicación por ataques a los profesores de la Facultad de Humanidades, Federico Brito Figueroa y Eduardo Arcila Farías. 

En general, las batallas de la élite cultural venezolana de izquierda entre 1958 y 1968 pretenden poner en claro el compromiso del intelectual con los cambios requeridos por la sociedad, la expresión trascendente de lo parroquial y pintoresco, la experimentación y el riesgo, el dialogo con tendencias y proyectos del mundo contemporáneo.

Desde el ensayo introductorio de Alfredo Chacón sabemos que encontraremos lo que el poeta Pepe Barroeta llamó “La hoguera de otra edad”. El discurso vehemente y comprometido de una generación del país que no pretendía pactar con el statu quo, sino arrasar sus cimientos como mandato de una era que urgía nacer y exigía acabar con un tiempo viejo. Para Chacón, aquella efervescencia duraría apenas entre 1958 y 1963. Lo demás fueron mecanismos de exhibición, incluso la rebeldía, el enfado, lo contestatario.

A 53 años de su publicación, este libro se agradece desde la perspectiva del investigador. De aquel que no busca comparar a la izquierda de los sesenta con la que se montó en el Volkswagen del chavismo, el que no asume su trabajo para entrar en el tráfico de ventas de la hora.

La izquierda cultural venezolana 1958–1968, de Alfredo Chacón, representa un material de indispensable consulta, que habrá de completarse con colecciones que puedan quedar del maltrato a las bibliotecas públicas en estos tiempos, de publicaciones como Rayado en el Techo, Crítica Contemporánea, Izquierda, Principios, Qué pasa en Venezuela, La Esfera, Tribuna Popular, FALN, Documentos Políticos, Joven Guardia, Punto Negro, Fuego, Pueblo y revolución, Rocinante y Ruptura, entre otros periódicos y revistas para la cultura, el debate y la pelea.

La izquierda cultural venezolana, por Isaac López
La compilación de Alfredo Chazón pudiera completarse con publicaciones como Principios, Documentos Políticos, Documentos, entre otras de la izquierda cultural venezolana.

Una guerra es el enfrentamiento de dos bandos. Si yo solo hago la historia de uno de ellos no estoy haciendo la historia de una guerra. Estoy haciendo la historia de un bando. No nos llamemos a engaño. Y en la mayoría de los casos al hablar de la lucha armada de los años sesenta se ha hecho la historia de un bando. Ahora, recién, pasamos al otro extremo. Es decir, hacemos la historia del otro bando.

Eso no me interesa. Estaría instrumentalizando la historia para las agendas del presente, y esa no es mi tarea. Quiero comprender un periodo de la historia de mi país, no hacer proselitismo, demagogia, ni vender libros.

#NotasSobreLaIzquierdaVenezolana | Los historiadores y la izquierda venezolana en la hora actual (I), por Isaac López*

#NotasSobreLaIzquierdaVenezolana | La izquierda venezolana, ¿una autocrítica que terminó en la nada? (II), por Isaac López*

1.° de octubre de 2023 | [email protected]

*Profesor. Universidad de Los Andes. Mérida.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Fuente