Justicia boliviana podría suspender visitas a la presa política Jeanine Áñez

Caracas, 15 de septiembre de 2021.-

Por no asistir a una audiencia, la ex presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez corre el riesgo de que le sean prohibidas las visitas en la cárcel de Miraflores.

La presa política tenía que presentarse en la audiencia virtual el pasado 7 de septiembre, sin embargo, no lo hizo, lo que desencadenó de que las autoridades bolivianas emitieran una resolución para sancionar a la dirigente opositora para que no reciba visitas “hasta por 30 días”.

Según el director departamental de Régimen Penitenciario de La Paz, Franz Laura, la defensa de Añez deberá presentar una apelación para evitar que el castigo se haga efectivo. 

Se espera que en las próximas horas, un juez defina si corresponde la sanción de privación de visitas para la ex mandataria acusada de un supuesto golpe de Estado.

Áñez ya cumplió 6 meses detenida y su estado de salud se ha venido deteriorando, en diversas oportunidades ha expresado no tener ganas de no seguir viviendo.

 El pasado 11 de septiembre, envió un nuevo mensaje a través de sus redes sociales, dirigido al secretario general de la OEA, Luis Almagro “y al mundo”, en el que vuelve a insinuar que su muerte sería lo que mejor que le puede pasar para poner fin a la situación actual que atraviesa como presa política de su país.

VEA TAMBIÉN EN PDCTV: ÚLTIMA HORA: Familiares de desaparecidos develan nuevos detalles del naufragio de La Tortuga

El mensaje fue publicado en la cuenta de Twitter de Jeanine Áñez, con varias fotografías de una carta escrita a mano, donde a pesar de hablar de su posible muerte, afirma que la misma no servirá para acabar con el problema principal de Bolivia, el cual asegura es que “la justicia no vale ni arregla sino divide y arruina”.

También puede leer en Punto de Corte:

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Fuente

LA TERCERA VOZ

Medio Noticioso Digital que quiere incluir a quienes siempre han estado silenciados por el poder