Foro Rural Venezolano: «Sector agropecuario no cuenta con seguridad jurídica ni respaldo financiero para impulsar la producción»

El presidente del Foro Rural Venezolano (FRV), Alexis Algarra, confirmó el poco crecimiento del sector agropecuario del país registrado para este año 2022 y afirmó que es uno de los campos con menos ingresos tanto nacional como internacional. Esto lo atribuyó a la falta de garantías para que exista una inversión efectiva en el país.

En entrevista para el programa Globovisión Economía, el abogado precisó que el crecimiento del sector primario agropecuario está rondando el 2% debido a las cuantiosas pérdidas registradas por la agricultura de montaña, la horticultura y el circuito cerealero cómo consecuencia de la competencia desleal y precios insuficientes.

Destacó además que las condiciones financieras no son las más idóneas esto por falta de inyección financiera, créditos y aportes económicos. En forma comparativa expresó que mientras en Colombia se inyectaron 4.000 millones de dólares en financiamiento blando y al menos 3.000 millones en financiamiento en condiciones de mercado al sector primario, sin contar subsidios y estímulos a las exportaciones, en Venezuela todo el financiamiento al sector primario no sumó 120 millones de dólares.

«Todos los países del mundo financian el agronegocio ya que este está en todas las parte del mundo estrechamente vinculada a la banca- Sin financiamiento, difícilmente vamos a poder reimpulsar este sector en Venezuela», afirmó el portavoz del sector rural.

Asimismo señaló lo difícil que es para un productor agropecuario obtener un crédito de forma regular. Puntualizó, que se requiere de 12 meses para que un trabajador del campo pueda adquirir un crédito, dependiendo de cada rubro lo cual genera ciertas condiciones para la producción y cosecha. En ese sentido, enfocado en el sector ganadero, equivale aproximadamente de tres a siete años de verdadera ganancia para canalizar la solvencia del préstamo bancario, tomando en cuenta que son créditos de muy poca cantidad, nada significativo en comparación a lo que necesita un  productor para impulsar su unidad de producción.

Para finalizar, el dirigente gremial realizó un llamado al Ejecutivo nacional para el desarrollo de una agenda de respaldo y protección de este sector primario y así garantizar de forma eficiente el fortalecimiento de la soberanía alimentaría en Venezuela.

Deja una respuesta