Política

En cuatro años el Observatorio Venezolano de Fake News ha detectado casi 3.000 bulos

Durante los últimos cuatro años, el Observatorio Venezolano de Fake News (OVFN) se ha dedicado a detectar las noticias falseadas y las desmienten para dejar evidencia de la desinformación ante la opinión pública
“Creo que los casi 3.000 bulos que hemos detectado y desmentido en el país son un aporte y un elemento para ayudar a sanear a la opinión pública», dijo la directora del OVFN, Mariela Torrealba
El COVID-19 y la pandemia que vivió la humanidad durante más de dos años fueron los que englobaron la mayor cantidad de bulos que ha detectado  el OVFN

El pasado 2 de agosto, se celebraron los cuatro años de la lucha contra la desinformación del Observatorio Venezolano de Fake News (OVFN) en un encuentro online que se transmitió a través de Facebook y Youtube. 

El encuentro online, titulado «OVFN: 4 años haciéndole frente a las noticias falsas en Venezuela», estuvo dirigido por el periodista y coordinador de Medianálisis, Héctor Rodríguez, y contó con la participación de los directores del OVFN, Mariela Torrealba y Andrés Cañizález; el coordinador, León Hernández, y la subcoordinadora, Ysabel Viloria.

Durante una hora, los fundadores del proyecto periodístico explicaron cómo se hace frente a las noticias falsas y la importancia de educar al ciudadano común para que sea tanto un emisor responsable como un receptor crítico, que no se deje engañar y que no comparta información cuyo origen no esté claro.

[embedded content]

Trabajo académico, formativo y de investigación

El moderador Héctor Rodríguez explicó que el OVFN realiza un trabajo académico, formativo, pero también periodístico y de investigación, por lo que la entrevista se centró en profundizar en los procesos editoriales que realizan y cómo logran los estándares de calidad.

Rodríguez agregó que aunque el trabajo se enfoca en detectar los bulos que circulan en el país, el impacto del OVFN ha traspasado fronteras al detectar también noticias falseadas que involucran a otros países, pero que circulan en el país o noticias relacionadas con Venezuela que se publican en el extranjero.

Por su parte,  Mariela Torrealba recordó que en el 2019 estaban preocupados por la desinformación en Venezuela y por como “la práctica de destrucción del ecosistema mediático había hecho al país presa de campañas y operaciones de desinformación, de bulos, de noticias falsas o contenidos falseados”.

“Estoy muy contenta, creo que los casi 3.000 bulos que hemos detectado y desmentido en el país son un aporte y un elemento para ayudar a sanear a la opinión pública que se encuentra muy desguarnecida”, expresó.

También dejó claro que después de que apareció el OVFN, en julio de 2019, han aparecido otras iniciativas que trabajan contra la desinformación y que ahora son amigos, aliados, socios que se han unido para atacar la desinformación.

Metodología para detectar bulos

La subcoordinadora del OVFN,  Ysabel Viloria, contó que a lo largo de estos cuatro años han logrado desarrollar una metodología para investigar, construir una data de desmentidos, clasificar datos y acotó que no solo desmienten, sino que también han consolidado una base de datos de todo el trabajo que realizan.

Y es que en el OVFN se generan también textos de análisis en profundidad por lo que lo describe como un “trabajo sabroso y muy enriquecedor en términos profesionales y personales, al ver cómo todo el trabajo ha crecido y que se sigue fortaleciendo”.

COVID-19, pandemia y bulos

Mariela Torrealba explicó que el OVFN se diferencia de otras iniciativas, que también combaten la desinformación, por una data que han consolidado. Reveló que esa data dice que los temas como el COVID-19 y la pandemia que vivió la humanidad durante más de dos años fue porcentualmente lo que englobó mayor cantidad de bulos que han detectado.

Pero el OVFN también ha hecho énfasis en los bulos de corte nacional, regional y local.

“Medianálisis no es una ONG en Caracas que mira hacia el resto del país, sino que es una ONG en Barquisimeto dónde tratamos de darle cobertura a todo el país, creemos que los bulos tienen inclusive rasgos locales, hay zonas que son más propensas a un tipo de bulo que otras”, explicó Torrealba.

Por ejemplo, comentó que en temporadas vacacionales por lo general se van a encontrar bulos que incentivan el temor y el miedo de la familia con respecto a los menores de la casa.

También, se refirió a los bulos fronterizos o en zonas como Guayana, dónde los bulos vinculados con paramilitares y violencia, circulan de forma reiterada. Resaltó además la existencia de “una gran cantidad de bulos vinculados con el estado de ansiedad que vive la población venezolana”, debido a la crisis de abastecimiento y racionamiento de gasolina, temas en los que se producen bulos que lo que hacen es generar mayor temor en la población.

Todos somos vulnerables

León Hernández comentó que es importante entender que cualquiera puede participar de manera errática en la viralización de un contenido falseado, por lo que considera delicado estar señalando a particulares y manifestó que lo que se puede es identificar quiénes se pueden beneficiar, de alguna manera u otra, de una campaña desinformativa.

Recordó que ha habido bulos que dañan la imagen de líderes políticos o que atentan contra la imagen de algunas empresas. Por lo que sugirió que se debe indicar que existe también la clasificación del error, pues es importante entender que cualquiera es vulnerable.

“Antes se hablaba de que eran los adolescentes, los muchachos, personas que no leen tanta prensa, pero nos hemos dado cuenta que hay bulos para todos y lamentablemente hasta los periodistas más eruditos y reconocidos del país se han puesto algunas veces algunos sesgos cognitivos y hacen retuit a algo que les llegó”, explicó.

Se aprovechan de las necesidades reales

Seguidamente, el moderador Héctor Rodríguez pidió a Ysabel Viloria que mostrara con un ejemplo alguna información falsa que se hubiese viralizado y que el OVFN tuvo que desmentir.

En este punto, Viloria aseguró que circulan reiteradamente las estafas de phishing, que son prácticas dónde hacen ofertas como regalos para robar los datos de los internautas, son muy comunes y aunque se desmienten, la gente sigue cayendo en esa trampa que facilitan los delitos virtuales.

“También nos vamos al plano de las necesidades, todos los venezolanos necesitan un aumento de sueldo. Entonces allí empiezan a circular un montón de contenido con unas necesidades reales, pero con informaciones falsas”, detalló Viloria.

Precisaron los voceros que, en este año, el  bulo más recurrente es el aumento salarial: “Publican anuncios que no han ocurrido, alguna transmisión que se hizo el año pasado en las mismas vísperas de las fechas que tenemos este año y creo que ese ha sido uno de los bulos más recurrentes”, aseguró Viloria.

La importancia de la alfabetización digital

Sobre este tema, Ysabel Viloria dijo que los esfuerzos por «alfabetizar y generar espacios de formación” en los cuatro años que tienen funcionando han rendido fruto.

Las consultas recibidas mensualmente reflejan que se ha desarrollado un criterio y hacia allá es a dónde se ha apuntado siempre, dijo la periodista.

.“Es un indicador que hay gente que se preocupa por saber si es verdad o no una información y que no comparte inmediatamente, ya la tarea del observatorio está hecha”, reflexionó Viloria.

Fuente