InternacionalesPolítica

Emergencia alimentaria: organizaciones sociales se movilizan en todo el país

Más de veinte organizaciones sociales comenzaron este viernes un plan de lucha con decenas de cortes y movilización a Plaza de Mayo, debido a la grave crisis alimentaria que azota a los comedores populares.

Desde que asumió el gobierno de Javier Milei, las organizaciones denuncian que no ha llegado ni un kilo de alimentos a los más de 44.000 comedores populares que hay repartidos en todo el país.

Sumado a la disparada de precios y el aumento de la pobreza, la situación se ha agravado enormemente. Más personas necesitan asistir a comedores ante la pulverización de los ingresos, al mismo tiempo que éstos reciben cada vez menos alimentos. Un combo de hambre criminal promovido por el gobierno nacional.

Mientras tanto, a través del Ministerio de Capital Humano el gobierno apenas se limitó a impulsar provocaciones contra las organizaciones sociales, como cuando Pettovello «anunció» que no recibiría a dirigentes sino que hablaría uno por uno con todas las personas que tienen hambre. La respuesta fueron más de 25 cuadras de fila de personas que Pettovello no recibió.

Además del show mediático y las provocaciones, la única medida real fue… un acuerdo con las Iglesias Evangélicas, en un pobre intento por desplazar a las organizaciones de la ayuda social e involucrar a la iglesia, confirmando de paso que es una burda mentira la supuesta política de «no intermediarios» que propugna el gobierno. Más bien, sólo quieren intermediarios aliados, vinculados a un sector reaccionario como son las iglesias evangélicas.

Ante esta situación y ante el agravamiento de la crisis social, este viernes decenas de miles de personas se movilizaran y realizarán cortes en todo el país, con epicentro en la Plaza de Mayo.  En un comunicado conjunto, las organizaciones señalaron que debido a “la falta de respuestas del ministerio inhumano, decidimos dar batalla porque el hambre no espera”.

Desde el gobierno nacional volvieron a amenazar con reprimir la movilización: «la policía va a actuar», aseguró el vocero presidencial Manuel Adorni. La insensibilidad y brutalidad de un gobierno que piensa reprimir a quienes sufren hambre por sus propias políticas y el descomunal ajuste económico.

Los dirigentes reclaman que se declare la emergencia alimentaria y exigen el restablecimiento inmediato de la provisión de alimentos a los comedores populares.

Fuente