93 mujeres trans han sido asesinadas en Venezuela desde el año 2008

Glorielys Pérez, estudiante de Sociología y miembro del OVV LGBTIQ+, denunció que desde el año 2008 hasta la fecha, en Venezuela han sido asesinadas 93 personas trans, todas mujeres
La abogada Richelle Briceño dijo que, cuando una persona trans es asesinada, los cuerpos de seguridad del Estado llevan a cabo sus investigaciones con base «en los prejuicios»

Texto y fotos: @Andrea_GP21

Activistas y defensores de los derechos de las personas LGBTIQ+ exigieron este lunes 20 de noviembre justicia a las autoridades venezolanas por los recientes asesinatos de dos mujeres trans ocurridos en el país.

A propósito del «Día Internacional de la Memoria Trans», los activistas acudieron al Ministerio Público para entregar un documento donde piden que se investiguen estos asesinatos «y se informe debidamente a la sociedad civil de la naturaleza y el contexto de estos hechos».

El primer caso, el cual según el Observatorio Venezolano de Violencias LGBTIQ+ es un «transfemicidio», ocurrió el 7 de noviembre cuando una mujer trans apodada «La Gocha» y cuyo nombre asignado al nacer era Jorge Guerrero, de 44 años. En Venezuela no existe ninguna Ley integral de Identidad que reconozca las identidades de las personas trans, intersex, queer y no binarias. Aunque existe el artículo 146 de la Ley Orgánica del Registro Civil que permite a las personas cambiar de nombre, todavía no se ha hecho efectiva la norma para las personas LGBTIQ+

«La Gocha» fue apuñalada 40 veces en el tórax por cuatro personas no identificadas en su residencia en El Valle, Caracas.

Cuatro días después, en el estado Aragua, fue asesinada otra mujer trans de 27 años de apellidos Grancé Hidalgo, quien era trabajadora sexual. El hecho ocurrió en horas de la madrugada en la avenida Bolívar de Maracay cuando varias personas intentaron robarle sus pertenencias y, al oponer resistencia, le dispararon en la cabeza y en el rostro.

Por estos hechos, el OVV LGBTIQ+ exige al Ministerio Público, también, suministrar información sobre los casos que llevan sus oficinas y el estatus actual de los mismos, con el fin de cotejar con los reportes recibidos por el Observatorio y suministrar los datos necesarios para que se lleven a cabo las denuncias y procesos correspondientes.

Asimismo, pidieron una revisión de iniciativas y políticas públicas implementadas en el último año como respaldo del debido proceso, instalar una mesa de trabajo para determinar directrices de procesos penales donde se encuentren involucradas personas de la comunidad y que se aborden con perspectiva LGBTIQ+ y derechos humanos.

«La omisión es la regla»

Richelle Briceño, abogada y defensora de derechos humanos, recordó a aquellas personas trans violentadas y que perdieron la vida «por una sociedad intolerante», pero también a aquellas que perdieron su vida a «manos de la violencia del Estado» por no reconocer sus identidades, sus DDHH y sus derechos fundamentales.

Asimismo, la abogada señaló que muchas personas trans han esperado justicia por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en cuanto al derecho a la identidad y muchas otras esperan por el cambio de nombre por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE).

«Muchas personas trans y familiares de otras víctimas han esperado justicia por parte del Ministerio Público y, a la fecha, la justicia brilla por su ausencia. Por eso es importante que cada 20 de noviembre  nos hagamos sentir en las calles del país y sepamos expresar nuestro dolor, el estado de humillación en el cual nos sostiene el Estado venezolano y destaquemos que, a la fecha, la omisión es la regla con la cual ha jugado el Estado para dar respuesta a nuestras necesidades. Es decir, no existe respuesta, no hay justicia, estamos en total abandono por parte del Estado venezolano», denunció.

[embedded content]

93 personas trans asesinadas desde 2008

Glorielys Pérez, estudiante de Sociología y miembro del OVV LGBTIQ+, denunció que desde el año 2008 hasta la fecha, en Venezuela han sido asesinadas 93 personas trans, todas mujeres.

De acuerdo con las cifras que presentó la activista, 13 de estos asesinatos ocurrieron en el año 2016, 11 en el año 2013 y 11 en el año 2015.

Asimismo, precisó que 51,09 % de estos asesinatos han ocurrido principalmente en  Zulia, Distrito Capital y en Miranda.

Este año 2023, según explicó Pérez, se contabilizan cuatro casos: dos mujeres trans indígenas, de 34 y 38 años; una estilista, de 45 años; y una trabajadora sexual, de 27, de los cuales los últimos dos ocurrieron «en una misma semana en el mes de noviembre».

«Esta fecha es sumamente importante para recordar y exigir justicia por las muertes y por los asesinatos de cada una de estas personas, así como también es importante que acompañemos las voces de las personas trans, las exigencias por sus demandas y el derecho a una vida libre de violencia», agregó Glorielys Pérez.

[embedded content]

Revictimización por no reconocimiento de la identidad de género

La abogada Richelle Briceño lamentó que cuando una persona trans es asesinada los cuerpos de seguridad del Estado llevan a cabo sus investigaciones con base «en los prejuicios».

Briceño detalló que las investigaciones se llevan a cabo basándose en la identidad legal de las personas trans, por lo que una mujer trans es tratada en masculino y un hombre trans en femenino. Esto se aplica a actas y expedientes de la Fiscalía.

«Ese enfoque de perspectiva de género, lamentándolo mucho, no existe, y eso en definitiva redunda en la revictimización de estas personas», dijo Briceño en declaraciones ofrecidas a Runrun.es.

Además, acotó que no existen cifras del Ministerio Público en cuanto a resolución de casos relacionados con asesinato de personas trans y que «no hay ninguna perspectiva que indique que la investigación se está llevando a cabo con un enfoque de género, tampoco el motivo de las circunstancias por las cuales ocurrieron estos hechos delictivos y si tienen relación con la orientación sexual y con la identidad de género».

Recalcó también que la Fiscalía no aborda estos asesinatos bajo la presunción de que pudieron ocurrir «como un delito de odio causado por motivos orientación sexual e identidades de expresión de género, sino que son tratados como un asesinato común, como el resto».

Con relación al cambio de nombre de personas trans, Briceño señaló que este año se celebraron tres reuniones con el Consejo Nacional Electoral (CNE), pero esto se retrasó por el cambio de rectores.

Añadió la abogada que en la web del CNE se hizo pública la noticia del cambio de nombre en la sede administrativa y se publicó en Gaceta Electoral la resolución que permite el cambio de nombre, sin embargo, esto no se ha podido materializar porque no ha salido en Gaceta Oficial.

Denuncian dos transfemicidios en menos de 72 horas en el país

Fuente