PodcastSucesos

Una Palabra Oportuna 3094

Un espacio para caminar con Jesús

Tips para discernir la realidad

Martes 27 de febrero de 2024

Por: Luisa Pernalete

Promover la paz supone desaprender y aprender                    

“Yo les confieso, cuando mi hija estaba pequeña y murió su papá, me puse a trabajar intensamente y cometí errores con  ella, pero en este curso he estado reflexionando sobre esos errores y ya estoy rectificando y cambiando palabras, actitudes…” Ese fue un comentario de una madre que está en el curso de Madres Promotoras de Paz. O sea, la señora está desaprendiendo para aprender otro comportamiento y  poder promover una relación de convivencia pacífica con su hija.

Y es que la violencia no es natural, es aprendida, no se nace violento, pero si en el ambiente en el que se desarrollan los niños y niñas hay violencia física, gestual, simbólica, cultural, eso es lo que aprende y lo repite. En un país con tanta violencia como el nuestro, es fácil aprender comportamientos violentos. Pero lo que se aprende se puede desaprender, se reflexiona, sin culparse, pero si responsabilizándose de lo que venga en adelante: Cambiar palabras que ofenden por palabras que orienten, por ejemplo, cambiar gestos amenazadores por gestos que acojan. Tanto madres, padres y educadores, podemos desaprender para aprender a vivir fraternalmente, hay que decidirse por la paz, la no violencia y formarse para ello. Es posible.

Con Tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.

Fuente: Fe y Alegria Noticias