¿Qué leer?: “Esta puente, mi espalda”

Una denuncia del racismo dentro del movimiento feminista y del racismo dentro de los movimientos organizados de mujeres racializadas
Por Lucía Barbudo

¿Sabéis cuando las tías les decimos a los tíos que no tenemos la obligación de deseducarlos del machismo y del patriarcado porque toda la info is out there y cada une debe hacerse cargo de su ignorancia y de las violencias que pueden generarse de ella? Pues esto es igual pero para las feministas blancas que andamos en eso de desaprender el racismo.

Esta potentísima e interesantísima antología es un compendio de voces de mujeres estadounidenses negras, asiáticas, latinas e indígenas de Norte América que, a través de distintos formatos (ilustraciones, poemas, ensayos, cartas, conferencias, fotografías), denuncian el racismo dentro del movimiento feminista y el racismo dentro de los movimientos organizados de mujeres racializadas.
El título del compilatorio es una declaración de intenciones; como explica la jefa Anzaldúa: «En nuestros cuerpos coexisten las identidades de opresiones múltiples a las que hasta ahora ningún movimiento político, no obstante su origen geográfico, ha podido dirigirse simultáneamente».
En estas autoras sí conviven las violencias derivadas del sistema sexo/género, raza/origen y clase social, esta última representada bajo el término ‘tercermundista’ que no sólo abarca las (im)posibilidades económicas, sino también la discriminación que comporta ser consideradas voces no-legitimadas para producir pensamiento, articular acción o activar procesos transformadores.
Pero no sólo hay zascas para las feministas blancas, también reparten contra la academia, el patriarcado dentro de las comunidades tercermundistas (concretamente contra la lesbofobia) y contra las madres que no supieron ser parte de la solución de la liberación de sus hijas y siguieron formando parte del problema machisto-patriarcal.
Textos escritos en su mayoría en 1979 que siguen siendo de una preocupante actualidad.
No siempre tiene una la suerte de dar con palabras tan honestas, tan duras, tan (auto)críticas y tan esperanzadoras a la vez, que confronten y construyan de una manera tan putopotente y bella.
Lean a estas mujeres. Sus conexiones neuronales se lo agradecerán.
Algunas páginas de esta antología:
file:///C:/Users/Usuario/Downloads/DOC-20231108-WA0002..pdf

Fuente