Genocidio en Palestina

Por suerte Pedro Sánchez no estaba dispuesto a hacerle caso a Emiliano García Page, presidente de Castilla La Mancha, respecto a la Amnistía. El señor García Page por nada del mundo consentiría que Sánchez consiguiera pactar con los independistas catalanes gracias a la Amnistía. Tan por nada del mundo, aun sabiendo que el nuevo presidente del Gobierno sería Alberto Núñez Feijóo. Qué disparate, del gusto del propio expresidente Felipe González.

A uno y otro, como a tantos muchos, se les paró el Reloj de la Historia política.

Mientras en términos políticos algunos partidos ganaban poder, otros desaparecían. Cuanto pasaba en el socialismo actual no dejaba de crecer. Llegado el año 2023, el presidente de los socialistas decidió unirse a otros grupos políticos para alcanzar la jefatura del Estado de la Nación. Era la mejor manera de conseguirlo. No existía otra. Tras incontables dificultades, al fin los socialistas volvían a tomar el poder por segundo año consecutivo. Sigan los socialistas de la vieja guardia y la nueva-vieja guardia con sus inútiles siseos, en tanto los socialistas de hoy nombran un nuevo Gobierno, con un ministro del Interior repitiendo tras el sangriento error de la valla de Melilla.

Que los Dioses les ayuden, suponiendo que quede alguno, a construir un anhelado progresismo de izquierdas.

/////

Sabiduría del pueblo llano: Quien habla bien de Inglaterra es inglés, quien habla bien de Francia es francés, quien habla mal de España es español. Viene por la visita del Partido Popular español a la Unión Europea, para acusar al Gobierno socialista de romper en pedazos España. Las autoridades europeas han respondido a los Populares que los problemas interiores se dirimen dentro de cada País.

/////

Al punto de jurar su cargo como presidente del país, Pedro Sánchez, se trasladó a Israel. En su encuentro con el mandatario israelí, éste le hizo contemplar imágenes del atentado de Hamas el 7 de octubre. Pero Pedro Sánchez, a la vez que condenó de todo corazón tal atentado, puso también sobre la mesa la matanza de los miles de civiles inocentes muertos, además de la falta de víveres y combustibles.

Su discurso ante los palestinos fue el mismo que el anterior. A los mandones israelitas no les gustó lo repetido, aduciendo con grave error que el presidente español estaba a favor de los terroristas de Hamas. La flagrante mentira le vino pintiparada al Partido Popular para acusar de terrorista a Pedro Sánchez.

Sabiduría del pueblo llano II: quien habla mal de España es español.

Añádase. Cuando el presidente español dudaba que la matanza de niños inocentes por parte de Israel fuera legal, los del Partido Popular se rieron de él. Quiere decir que ellos (los populares) parecían gritar: “Mátelos a todos”. Valga todo con tal de acabar Pedro Sánchez.

/////

Si el Holocausto fue un sentimiento de dolor planetario, el genocidio de Israel sobre inocentes palestinos, es un abominable sadismo.

Imagen de portada: Emilio Morales Ruíz, colaborador de Kaosenlared

Fuente