Internacionales

Vamos por un 8M unitario masivo y en las calles

Una catarata de memes, twiters, publicaciones de Instagram y mensajes de wasap colmaron las redes en cuanto se conoció el proyecto de la LLA, para derogar el aborto legal – presentado por la diputada Rocío Bonacci – que más o menos expresaban lo mismo: ¡somos la Marea Verde, no saben con quién se meten!

La noticia llegó al día siguiente de la estrepitosa caída del gobierno de Milei al tener que devolver la Ley ómnibus a comisiones, porque se veía venir una derrota aún mayor. Un enorme triunfo de la lucha en las calles, de la lucha unitaria, que de todos modos no significa que el gobierno haya sido derrotado definitivamente.

Al día siguiente que se conoció el texto de Bonacci, Manuel Adorni tuvo que aclarar que “no es un proyecto del gobierno para ahora”, y el resto de diputados/as firmantes, como Lilia Lemoine, quitaron su firma. Este gobierno de monos con navajas, están aprendiendo a medir “hasta dónde les da” en la Argentina de la Marea verde, el Ni Una Menos y el Argentinazo. Sin embargo, el proyecto aún no fue retirado, quedó en un “stand by”, agazapado a la espera de poder ver la luz.

Un sector grande del movimiento feminista, y centralmente el peronismo, se apuró en definir la presentación del proyecto antiderechos como una maniobra distractiva para no hablar de lo que “en verdad importa”: el hambre y el ajuste. Pero Las Rojas opinamos muy distinto, lo que está ocurriendo es un ataque atrás del otro de este gobierno, que quiere reventar las condiciones de vida y todas las conquistas de les de abajo. Y si tuvieron que recular en chancletas, no fue porque “era un amague”, ¡fue el repudio social mayoritario que en pocas horas recorrió todo el país!

Este proyecto es parte de un ataque general contra las mujeres y diversidades que incluye a la cínica de Pettovello quitándole los alimentos a los comedores populares para financiar al nefasto “preservativo de porcelana” Albino. Lo que subyace al ataque a la IVE es una idea retrógrada de que el único lugar para las mujeres y diversidades es la esclavitud del hogar y la familia, sin proyectos, sin desiciones.

Querer contraponer necesidades está mal, divide y debilita. No podemos decir que es más importante una lucha que otra, sino todo lo contrario: hay que unificar todos los sectores que salimos a pelear contra este gobierno para dar una batalla global. El plan del gobierno es una declaración de guerra de conjunto: quiere eliminar todos los derechos laborales, convirtiendo a cada trabajador/a en esclavo; matar de hambre a les desocupades; eliminar el arte y la cultura; y llevar a las mujeres y la diversidad al medioevo.

Y como toda guerra, tiene sus batallas. La CGT traicionó al no darle ninguna continuidad a la gigantesca movilización a Congreso en el marco del paro de 12hs del 24E. Pero por abajo el fuego no se apagó. Siguieron las asambleas barriales, las acciones en defensa del arte y la cultura, movilizamos al Congreso bancándonos la represión mientras se trataba la Ley ómnibus.

Y el próximo 8M tiene que ser parte de ese plan de lucha, que inunde las calles de Marea Verde, para defender la Ley IVE, y para pelear junto a todos los sectores en lucha para tirar abajo definitivamente la Ley Ómnibus, el DNU, el protocolo antiprotesta, ¡y todo el plan reaccionario y antiderechos del gobierno de Milei!

Por esto llenemos las Asambleas Feministas en todas las provincias, para construir una enorme jornada de lucha que le recuerde al gobierno, a los dinosaurios y reaccionarios ¡que la IVE no se toca! Y que vamos a dar pelea contra este gobierno y su plan de guerra.

Te invitamos a que te sumes a la columna y batucada de Las Rojas, junto a nuestra compañera Manuela Castañeira, para ser parte del movimiento que le pare la mano a Milei, Bullrich y Pettovello.

Fuente