Nueve años después de la tragedia, se volvió a incendiar el depósito de Iron Mountain

Iron Mountain

Nueve años después del incendio en el que murieron 10 personas, esta tarde el depósito que la empresa Iron Mountain tiene en el barrio porteño de Barracas volvió a prenderse fuego.

Pasadas las 18 las llamas aun no habían sido controladas, y según informaron los cuerpos de bomberos que actúan en el lugar, existe riesgo de derrumbe en uno de los lados del edificio.

En el lugar trabajan cuatro dotaciones de bomberos, mientras que el SAME se hizo presente en el lugar, afortunadamente sin tener que registrar heridos.

En 2014, un voraz incendio se desató en ese mismo lugar. Cuando un grupo de bomberos y rescatistas ingresaron por una de las puertas del edificio para combatir las llamas, una de las paredes laterales se desplomó sobre ellos. Murieron 10 personas.

Iron Mountain es una empresa multinacional que ofrece servicio de depósito y protección de documentos e información sensible de importantes empresas alrededor del mundo. Muchos de sus clientes son grandes bancos y otras firmas del mundo financiero.

En aquel entonces, el incendio despertó fuertes sospechas debido a que se perdieron miles de documentos que conectarían a decenas de grandes empresas y bancos con maniobras relacionadas al lavado de dinero, poco tiempo antes de que se desatara el escándalo internacional de los Panamá Papers.

Según pudo saberse, actualmente aun había muchos documentos de aquella época en el depósito que se volvió a incendiar hoy.

Convengamos que como empresa dedicada a la protección de documentos, Iron Mountain tiene un largo prontuario de este tipo de «accidentes» alrededor del mundo: en 1997 se quemaron tres depósitos de la empresa en Nueva Jersey, Estados Unidos; en 2006 en Ottawa, Canadá y en Londres; en 2011 en Italia. En tres de los casos se comprobó que los incendios fueron intencionales. En agosto de 2014, una investigación de la Comisión Nacional de Valores (CNV) y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), encontró 29 coincidencias entre clientes de Iron Mountain e investigaciones o denuncias por lavado de dinero, fraudes y delitos tributarios.

Hay 18 imputados por la tragedia de 2014, entre los que se encuentran directivos de la empresa, personal de seguridad y funcionarios del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Recién este mes la causa fue elevada a juicio oral, luego de años de lenta investigación.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

<!—->Fuente