Genocidio en Palestina: Save the Children advierte que “un millón de niños y niñas están en riesgo” en Gaza

El objetivo de Israel en Gaza es cada vez más evidente: forzar a toda la población palestina de la franja hacia la frontera egipcia que acabaría cediendo a la presión de cientos de miles de refugiados si el gobierno egipcio no quiere cometer, a su vez, otra masacre para contenerlos.

Un desplazamiento forzoso provocado por la acción terrorista del Estado de Israel que empequeñece las trágicas cifras de la Nakba (‘desastre’) de 1948, cuando la creación del estado sionista se realizó sobre el asesinato de 15.000 palestinos y la expulsión de 750.000.

Más de un millón de menores de edad corren el riesgo de morir por el desastre humanitario que vive la Franja de Gaza, generado por la guerra lanzada por Israel, advirtió la ONG Save the Children en un mensaje en su cuenta de X.

La situación en Gaza está “empeorando a cada minuto que pasa” con intensos bombardeos incluso en zonas del sur de la franja como Jan Yunis o Rafah, aseguró desde Gaza el representante local de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Rick Peeperkorn. Así mismo, Margaret Harris, responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó este martes “veremos morir a más personas a causa de enfermedades de las que vemos caer en los bombardeos“, denunciando las condiciones insalubres extremas a que se somete a los desplazados (1’9 millones de personas, el 90 % de la población de la franja) a causa del hacinamiento y la falta de agua potable.

El portavoz del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), James Elder, por su parte criticó este martes, tras visitar Gaza, las nuevas órdenes de evacuación israelíes que afectan también al sur de la franja, así como su “indiferencia ante las mujeres y niños” del territorio palestino, añadiendo que “a pesar de lo que se ha asegurado, los ataques en el sur de Gaza son tan crueles como los que sufrió el norte, empeorando para los niños y las madres“.

El portavoz de UNICEF, en un vídeo difundido por la plataforma Palestina hoy, habla de un “baño de sangre” y denuncia el silencio de personas influyentes mientras al menos 100 de sus colegas han sido asesinados.

En relación a Cisjordania, al menos 270 personas han muerto y 3.200 han resultado heridas desde el 7 de octubre por la acción del ejército ocupante y de los colonos sionistas, según fuentes del ministerio de Sanidad del territorio.

También el martes el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) ha informado de que ya son 63 los periodistas asesinados contabilizados hasta el 4 de diciembre.

En la nueva fase iniciada por el ejército sionista son cada vez más evidentes sus verdaderas intenciones.  El objetivo de Israel es toda la franja. Para ello ha encerrado a los palestinos supervivientes en un callejón sin salida, entre bombardeos y destrucción de su territorio, forzándolos a desplazarse cada vez más al sur, hacia la frontera con Egipto, para forzar su entrada en ese país en dirección a la península de Sinaí, convirtiendo de ese modo ese territorio en el mayor campo de refugiados del planeta. La semana pasada, Israel publicó un mapa con el sur de Gaza dividido en cuadrantes y con zonas en el este y oeste como objetivos de los bombardeos.

La intención pues parece evidente: empujar a toda la población palestina de Gaza hacia la frontera egipcia que acabaría cediendo a la presión de cientos de miles de refugiados si no quiere cometer una masacre. La disyuntiva para el país árabe sería entonces o bien convertirse en cómplice de la matanza de palestinos, o aceptarlos en el Sinaí y asumir todo el problema en el futuro.

Fuente