Eduardo Kalinec, un genocida que quiere ser acusador y posa de víctima

Eduardo Kalinec genocida

“Hace 12 años, el padre biológico de AnalíaKalinec quedó detenido. Ella creyó que era un error pero él, policía retirado, fue luego condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad durante la dictadura. Hoy, ella junto a otros hijos biológicos de genocidas quieren que les permitan declarar contra sus padres. Es un caso inédito en el mundo”

Infobae, 17/12/17

Los que no dijeron una palabra sobre lo que hicieron con los desaparecidos, sus restos y los bebés apropiados/as, ahora “levantan la voz” para pedir que se enjuicie a los “terroristas”.

Eduardo Kalinec, ex policía federal condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos de Atlético, Banco y Olimpo, pena que lleva cumplida desde hace 18 años, presentó un escrito pidiendo que se juzgue a los que cometieron el ataque a Coordinación Federal el 2 de julio de 1976, lugar donde funcionaba también, ¿por qué no?, un centro clandestino de detención.

El pedido del genocida fue presentado y denegado en dos oportunidades (la última fue en noviembre del 2021). Pero, con las expectativas que les dan los aires de derecha que recorren el país de la mano de los libertarios (y de quienes les prestan las instituciones de la democracia para realizar sus actos) lo volvió a llevar a los tribunales. No casualmente, uno de los letrados que firman la presentación es el dr Ricardo Saint Jean (¿apellido conocido, no?), hijo del que fuera gobernador de la provincia de Buenos Aires desde el 7 de abril del 76 al 29 de marzo de 1981, quien falleció procesado.

Siguiendo los pasos de la candidata a la vicepresidencia Victoria Villarruel y de la hija de José Ignacio Rucci, Claudia Rucci, senadora de JxC por la provincia de Buenos Aires, que pidió que se enjuicie a los asesinos de su padre, apoyando el acto convocado en la Legislatura el 4 de setiembre pasado, este señor intenta quebrar el repudio unánime que es patrimonio de esta sociedad de condena a los crímenes de la dictadura, considerándose una víctima.

Aclarando que no compartimos ninguna acción individual o aislada que no represente decisiones genuinas de los/as trabajadores/as y sus aliados en la lucha, rechazamos la presentación de este genocida de marca mayor que, en lugar de dar algún dato que ayude a los millares de los familiares de víctimas que pasaron por sus manos, literalmente, levantan cabeza e intenta convertirse en acusador.

¿A quién o quiénes puede acusar un señor que cometió torturas, vejámenes, apropiaciones, muertes, y no tiene un mínimo de colaboración con sus víctimas? ¿Por qué no declara él primero todo lo que hizo? Lo que sabemos es por los/as valientes testigos sobrevivientes, no por su boca. Algunos de ellos, por ejemplo, expresaron que este señor les decía que iban a ser llevados a granjas en el Chaco, y que para prevenirlos de enfermedades, les iban a dar una “vacuna”. La “vacuna” era el “adormecedor” para luego tirarlos al río desde el avión que se encuentra en el Museo de la ex ESMA, considerado recientemente por la UNESCO Patrimonio Mundial.

Repudiamos su presentación y llamamos a redoblar la pelea en las calles junto a todos/as los/as luchadores/as y los organismos de derechos humanos, como para que los defensores del genocidio y sus atrocidades no levanten cabeza.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

<!—->Fuente