Ecocidio planetario: Fuera de control

Récords de temperaturas, sequías, megaincendios, huracanes en el Mediterráneo y la Antártida deshaciéndose: ya estamos en un punto de no retorno climático y con consecuencias catastróficas (también en Cataluña)


Por Sergi Picazo Periodista y editor de CRÍTIC@sergipicazo

Muestra esto a tu cuñado cuando diga que este verano hizo el mismo calor de siempre. Muestra esto a tu hermana, a la que le gusta pasar fines de semana por Europa pillándose vuelos baratos . Muestra esto a tu padre, que sigue cabreado con Ada Colau porque no puede coger el coche cada día por Barcelona.

Este texto puede leerse en 3 minutos y si, después de leerlo, no cambias de idea sobre el calentamiento global, ya no veo qué más se puede hacer para convencerte. No existe opinión personal. Son sólo datos oficiales de las Naciones Unidas, de la Comisión Europea o de estudios publicados en revistas científicas como Science o Nature . ¡Pásalo!

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, acaba de decir que “la humanidad ha abierto las puertas del infierno”. De hecho, asegura que “el cambio climático está fuera de control” y que el planeta va “hacia una situación catastrófica si no hacemos nada para frenarlo”.

Un grupo de 15.000 científicos de todo el mundo, de 160 países, aprovechó el último Día Mundial contra el Cambio Climático para lanzar un estudio que demuestra que “los signos vitales de la Tierra han empeorado mucho más de lo que los humanos hayan visto hasta ahora ” y que “la vida en nuestro planeta está claramente amenazada” . De hecho, creen que la mitad de la población mundial vivirá en zonas del planeta “no habitables” a causa del “calor extremo y mortal” y de la falta de alimentos.

Los efectos del calentamiento global se están acelerando. Lo que tenía que ocurrir hacia el año 2100 empezará a ocurrir mucho antes.

Los datos del Servicio de Cambio Climático de Copernicus, programa de la Comisión Europea, hacen prever que 2023 será el año más caluroso de la historia . Este verano ya fue el más caluroso. Pero es que, además, cada día de los meses de octubre y noviembre ha batido su récord respecto al mismo día de años anteriores. ¿Cómo de loco realmente ha sido este octubre? Vea el gráfico…

Las oleadas de calor están causando ya miles de víctimas mortales en España. En junio, julio y agosto de 2023, se registraron 11.165 muertes atribuibles al calor extremo , según el observatorio creado por un grupo de investigadores del CSIC y de la Universitat de València. Pero las olas de calor ya no solo son cosa de verano: en abril pasado tuvimos temperaturas hasta 3,5 grados más altas que lo que habrían sido sin el calentamiento global.

Los megaincendios han asolado regiones enteras en los países de todo el Mediterráneo, pero también han devastado bosques inmensos en Siberia, Australia o Canadá (donde este verano se quemó un terreno equivalente al de Andalucía y Portugal juntos) . Los incendios de sexta generación, como nos avisa desde hace años el jefe del Grupo de Actuaciones Forestales Marc Castellnou, están a las puertas de Catalunya. “El mayor riesgo de una gran catástrofe por culpa del fuego lo tenemos en el litoral de Barcelona” , alerta.

El mar está, metafóricamente, ardiendo. La temperatura media del océano Atlántico ha excedido este verano los 21 grados por primera vez desde su registro. La tendencia al alza empezó a verse desde el año 2020. “La temperatura de los océanos a escala mundial, en 2023, es la más caliente jamás registrada”, según un estudio de la Universidad de Sydney . Las consecuencias del calentamiento del agua de los océanos son muy peligrosas: reducen aún más la biodiversidad marina provocando una mayor subida del nivel del mar. Pero es que, además, los océanos actúan como un regulador térmico del planeta, almacenan el 90% del calor , lo que había ayudado hasta ahora a moderar las temperaturas.

Los episodios largos de sequía proliferan por todo el planeta. Cataluña está sufriendo una de las sequías más graves. Pero más allá del Mediterráneo, zonas húmedas y lluviosas como la Amazonia se secan. De hecho, la mayor capacidad de la selva del mundo de absorber carbono de la atmósfera se está reduciendo por el aumento de las temperaturas, por la sequía, por los incendios y por la deforestación. Según una investigación reciente de una treintena de científicos publicada en Nature , algunas zonas de la Amazonia ya podrían estar liberando más carbono de lo que son capaces de almacenar .

Asimismo, toda Europa está sufriendo huracanes y tormentas tropicales nunca vistos. Este verano la tormenta Daniel , tras atravesar las aguas especialmente cálidas del Mediterráneo, provocó unas inundaciones catastróficas en Libia , donde murieron unas 10.000 personas, y en Grecia , donde llovió lo mismo en dos días que en dos años, provocó la pérdida de una cuarta parte de las tierras de cultivo. Todos estos fenómenos de vientos y lluvias intensos incrementarán su virulencia a causa del calentamiento , según el sexto informe del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, en inglés).

El hielo del Ártico ya se da por perdido para las próximas décadas… pero es que ahora ya existen estudios científicos que advierten que una parte de la capa de hielo de la Antártida también desaparecerá antes de que acabe el siglo XXI. El colapso del hielo en el oeste de la Antártida es, según los últimos estudios científicos, “inevitable” por mucho que se reduzcan las emisiones de carbono. El deshielo antártico tendría efectos “terribles”, ya que haría aumentar el nivel del mar en 5 metros y, por tanto, muchas ciudades costeras deberían ser abandonadas. Un estudio publicado en la revista Science confirma que el 40% de los glaciares antárticos ya se han encogido . Entre 1997 y 2021, la Antártida ha perdido 7,5 gigatoneladas de hielo.

El clima está, por tanto, fuera de todo control. Los modelos climáticos de Naciones Unidas parecen ahora demasiado conservadores. El planeta ya ha superado varios puntos de no retorno. Todo esto ya es un hecho (científico). Ahora, sin embargo, el único debate entre los expertos en el clima más prestigiosos del mundo es otro: ¿ el calentamiento global será lineal y predecible o aumentará de forma exponencial? Si fuera exponencial, deberíamos estar preparándonos ya para el peor escenario.

Uno de los últimos estudios liderados por James Hansen, antiguo científico de la NASA que avisó sobre el calentamiento global en el Comité de Energía del Senado de Estados Unidos en 1988, asegura ahora que la temperatura global subirá más y más rápido de lo que dicen Naciones Unidas , porque la Tierra está sufriendo una mayor sensibilidad climática y porque la disminución de la contaminación del transporte marítimo ha reducido la cantidad de partículas de azufre que reflejaban la luz solar. “Hemos perdido el equilibrio. Estamos ya en la fase inicial de una emergencia climática” , aseguran Hansen y sus colegas.

Fuente