Trata de no burlarte antes de ver cómo lucía Marc Anthony cuando aún no era famoso (video)

Marc Anthony es uno de los ídolos indiscutidos de la música latina, comenzó incursionando en el género salsa y luego paerturó aún más su repertorio, hacia el pop. Tiene más de 30 años de trayectoria. La carrera de Marc Anthony comenzó cantando en diferentes bares de Puerto Rico, donde empezó a ser conocido poco a poco. Una de sus especialidades es el «house music», un estilo que tiene como particularidad en repetir varias veces una palabra con variaciones de tono, acompañado de una pista rítmica.

Tras oír a Juan Gabriel con su canción «Hasta que te conocí», Marc Anthony supo que lo que soñaba hacer era lanzar música en español. Por eso en 1993 publicó su disco «Otra nota», el cual comenzó a sonar en toda Latinoamérica. En 1994 publicó la canción «Vivir lo nuestro», a dueto con la cantante India, que lo hizo llegar muy lejos, y consagrarse como uno de los jóvenes con mejor representación de la salsa. Hoy es uno de los pocos artistas que cuentan con más de 12 millones de seguidores en Instagram.

Si bien no ha envejecido demasiado, y se lo puede ver siempre igual a través de los años, apenas comenzó su carrera si se veía algo diferente al Marc Anthony actual de 54 años.  En una de sus presentaciones, típicas de esa época, en  «Sábado sensacional»,  se mostró con un look que constaba de pelo largo, negro y rizado, con lentes ópticos, y una chaqueta oscura.

Desde entonces, Marc Anthony nunca más ha sido visto con el pelo tan largo como en dicha época, aunque sí ha mantenido los lentes y su delgada figura, por la cual ha sido apodado incluso como «El flaco de oro».

Aunque en soledad le iba bien, el verdadero salto en la industria lo dio cuando el productor Louie Vega se fijó en él. Fue en el año 1998 que Marc Anthony grabó su primer disco cantando en inglés, disco que sería la base de su existosa carrera. De ahí lo que todos conocen, su matrimonio con Jennifer López, y como ahora encontró la felicidad al lado de su futura esposa Nadia Ferreira.