Las granjas de pollos y pavos se ponen en huelga "indefinida" en plena Navidad

Las granjas de pollos y pavos de Andalucía están en una situación límite. Los avicultores se niegan a seguir cubriendo de su propio bolsillo el aumento de los gastos de producción y han anunciado que, “de forma indefinida”, no recibirán más animales a partir del próximo 24 de diciembre. Estamos hablando de más de 100 granjas en huelga, lo que supone más de 4,5 millones de plazas de pollo, más o menos la mitad de las que hay en toda la Comunidad Autónoma.

La asociación Defiende tu Avicultura ha señalado en un comunicado que los avicultores llevan tiempo padeciendo esta “gravísima” situación y están “arruinándose por no cubrir los gastos de producción ante un flagrante incumplimiento de la llamada Ley de Cadena Alimentaria“. Pero ante la ausencia de una solución, no se ven “materialmente capaces de seguir recepcionando animales si no se llega a un acuerdo satisfactorio de manera inmediata” con AVINATUR, una de las principales compañías avícolas de España y la mayor de Andalucía.

“Si ni siquiera quieren hablar, solo queda parar, porque no hay capacidad material de poder pagar las facturas de luz o de gas que permiten seguir con la actividad para que los animales se terminen criando”.

De modo que casi cuatro millones y medio de plazas están dispuestas a parar a partir en plena Navidad, lo que supone una huelga indefinida de aproximadamente el 50% de la integración. “No se está cumpliendo la Ley de Cadena Alimentaria y no pueden cubrir los gastos de guarda, cría y custodia que requieren para seguir adelante”, manifiesta Alexis Codesal, presidente de Defiende tu Avicultura.

Desde la asociación también alertan de que si no se llega a una solución satisfactoria en breve, “está claro que va a haber un desabastecimiento de carne de pollo en Andalucía”.

Paro en los mataderos

La asociación también ha alertado de que la huelga de los criaderos tendrá consecuencias directas en los mataderos de pollos, que actualmente dan trabajo a 700 personas en Andalucía. “Si no hay granjas, no hay pollos. Y si no hay pollos, no hay despiece, así que los mataderos se pararán también”.

La asociación también alerta de que el paro de las granjas a partir del 24 de diciembre tendrá consecuencias ya mismo para el proceso de incubado de huevos, que dura 21 días. Es decir, si no se alcanza una solución aceptable para el sector, los millones de huevos incubados a partir de este 3 de diciembre quedarán en un limbo porque no habrá granjas para criar esos pollitos.

Además, la situación en breve será todavía más grave teniendo en cuenta que las normativas europeas en materia de bienestar animal que pretende reducir la densidad de pollos en las granjas de engorde, podrían repercutir sobre los costes y los beneficios de los productores y en el precio para los consumidores. Según COAG, los costes de los productores de huevos podrían aumentar hasta en 140.000 euros y el precio de la carne de pollo podría triplicarse para los consumidores.

Fuente: Libertad Digital