¿Cómo Evergrande se endeudó por 300,000 millones de dólares?

El presidente del gigante inmobiliario chino Evergrande, muy endeudado, y cuya posible quiebra podría perturbar la economía, pidió al grupo que “haga cuanto pueda” para hacer frente a sus obligaciones, informó el jueves la prensa oficial.

El conglomerado privado tiene una deuda de unos 300,000 millones de dólares. Un impago podría provocar una fuerte desaceleración del sector de la construcción en China y tener consecuencias en los mercados mundiales, según reseñó la agencia AFP.

Evergrande, sometido a una fuerte presión, enfrenta también manifestaciones de compradores de apartamentos y de inversores furiosos que reclaman su vivienda o su dinero.

El presidente del grupo, Xu Jiayin, reunió el miércoles por la noche a más de 4,000 responsables de la empresa para pedirles que “dediquen toda su energía a la reanudación del trabajo y de la producción y a la entrega de bienes inmobiliarios”, indicó el diario bursátil China Securities Journal.

Xu, otrora una de las mayores fortunas de China, también subrayó que el grupo debe “hacer cuanto pueda para honrar” sus obligaciones.

El jueves vence el plazo para que la empresa pague 83.5 millones de dólares (71 millones de euros) de intereses de un bono. La empresa prometió pagar sus compromisos, lo que generó alivio en los mercados.

Sin poder pedir préstamos en los mercados internacionales y con una liquidez escasa, el grupo intentó reembolsar a algunos de sus acreedores en especie, ofreciendo plazas de aparcamiento y propiedades sin terminar.

“Solo con una reanudación plena de nuestro trabajo, de nuestra producción, de nuestras ventas y de nuestras operaciones, podremos garantizar los derechos y los intereses de los propietarios de apartamentos y asegurar el pago de los inversores”, recalcó Xu Jiayin el miércoles por la noche, según el China Securities Journal.

El temor a que se repita en China, segunda economía mundial, un escenario parecido al de Lehman Brothers, cuya quiebra precipitó la crisis de 2008 en Estados Unidos y en el mundo, agitó las plazas financieras en los últimos días.

Entretanto, el gobierno chino no precisó si intervendría o no a favor del conglomerado privado. No obstante, The Wall Street Journal reseñó que el gobierno chino parece reacio a rescatar a la empresa y está pidiendo a las autoridades locales de todo el país que se preparen para “una posible tormenta”.

El promotor inmobiliario anunció el miércoles que había llegado a un acuerdo con acreedores de una pequeña parte de su deuda, lo que insufló un cierto optimismo en los mercados.

Relaciones cercanas con el Partido Comunista

Xu Jiayin, el presidente del gigante inmobiliario chino, ha gozado de una excelente relación con el Partido Comunista que le habría permitido ascender en medio del boom inmobiliario asiático.

La cadena británica BBC reporta que sus vínculos con la élite política y económica, que lo ayudaron a construir su imperio, ahora lo estarían perjudicando en el marco de las restricciones que ha impuesto el gobierno chino a las grandes empresas y las gigantescas fortunas de los multimillonarios.

“Si bien el Partido Comunista controla todo en China como lo exige la Constitución, los acuerdos comerciales a nivel práctico se realizan en base a conexiones o relaciones”, explica Zhiwu Chen a BBC Mundo.

“Incluso las regulaciones y reglas estrictas pueden superarse si tienes las conexiones adecuadas. Es por eso que Evergrande pudo endeudarse a un nivel tan gigantesco, a pesar de todas las estrictas regulaciones”, apunta.

Las acreedoras

Las financieras Blackrock, HSBC y UBS están entre las grandes tenedoras de bonos del gigante inmobiliario chino Evergrande, según datos compartidos por la firma de análisis Morningstar.

La firma, que ha analizado las exposiciones a Evergrande de los seis mayores fondos de bonos de alto rendimiento en Asia, señala que esas tres empresas gestoras han estado “acumulando” deuda de la gigante china en los últimos meses.

Blackrock, el mayor gestor de activos del mundo, añadió a su cartera 31.3 millones de títulos de Evergrande entre enero y agosto de este año pero su impacto se reduce a un 1 % de los activos de su fondo debido a la caída del valor.

El fondo de bonos de alto rendimiento en Asia de HSBC incrementó un 40 % su posición en Evergrande entre enero y julio, la última fecha de la que tiene datos Morningstar Direct, y la china representaba entonces un 1.22 % sus activos.

En cuanto a UBS, solo indicó que incrementó su posición en Evergrande un 25 % hasta mayo, la última fecha disponible.

Por contra, las otras grandes tenedoras de bonos de la gigante china, Fidelity, PIMCO y Allianz, vendieron grandes cantidades de títulos entre enero y julio, contribuyendo a una tendencia de descenso en la exposición al endedeudado desarrollador inmobiliario.

Fuente