Esclarecen crimen de estudiante de la UNEFA: Compañera la mató por «creerse más inteligente»

En el salón de la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada (UNEFA) estaban tres pupitres vacíos cuando el docente entregó la evaluación a los estudiantes de Ingeniería de Sistemas.

SUCESOS.- Algunos compañeros avisaron por celular a Ziskelly, pero ni respondió ni llegó a la evaluación a pesar de haber ido ese día a la universidad en la Base Sucre de Maracay, parroquia Los Tacariguas, ,municipio Girardot, estado Aragua.

Ziskelly Andrea Cordobés Figueroa, de 19 años, Dubraska López, de 18 años y Wilmer Granado de 20 años, dejaron a todos intrigados en el aula con la insistencia que un día después se convirtió en noticia nacional e internacional.

De Ziskelly se supo primero. Bañada de la sangre que manaba de diversas heridas recibidas algunas en el cuello con un cuchillo la encontraron muerta en unos matorrales, una área descampada usada ocasionalmente como baño por los estudiantes. Además de faltar a clases, había faltado a su casa y sería su tía quien encendió las alarmas de su desaparición.

Cuando los sabuesos de la Delegación Municipal Caña de Azúcar del Cicpc iniciaron la investigación, ataron cabos con respecto a los otros dos estudiantes que no solo estuvieron ausentes en la clase sino que se marcharon precipitadamente de la universidad según el comisario general Douglas Rico, director nacional del Cicpc.

Esclarecen crimen de estudiante de la UNEFA

Ziskelly, quien ante los demás compañeros había demostrado ser una estudiante destacada, cayó en la trampa de Dubraska quien, además de útiles, había llevado ese día en el bolso un arma blanca con la cual tomar represalias con la compañera que la opacaba en inteligencia y le despertaba celos académicos.

Cuando estuvieron en el área descampada, Wilmer Granado, hizo su papel. En componenda con Dubraska habría quedado en sujetar a Ziskelly para que esta pudiera infligir las heridas inducida por la rabia, celos y envidia.

Consumado el crimen, la autora materia y el cooperador inmediato abandonaron las instalaciones y una vez en sus hogares, intentaron borrar con agua, jabón y trapos los rastros hemáticos, de tierra en los zapatos y otros rastros susceptibles de ser consideradod evidencia.

El Cicpc, organismo investigador por excelencia, logró en tiempo récord armar el rompecabeza, esclarecer el crimen y determinar que la rabia de Dubraska hacia Ziskelly por creerse más inteligente, trajo consigo este desenlace que ha conmocionado al país.

CACTUS 24

EL REGIONAL DEL ZULIA

Fuente: El Regional del Zulia