LA TERCERA VOZ

Periodismo inclusivo

Deportes

Salvador Pérez en medio de una campaña de récord en Kansas City

Gonzalo Urgelles R.| [email protected]

CARACAS. Durante el fin de semana, el venezolano Salvador Pérez escribió su nombre en los libros de récords de la Grandes Ligas, al convertirse en el primer receptor en la historia de la Liga Americana en despachar al menos 40 vuelacercas en una misma campaña.

El valenciano entró en un selecto grupo de caretas que han logrado tal hazaña, todos los demás lo hicieron con equipos de la Liga Nacional. Roy Campanella fue el primero en hacerlo (1953) con los Dodgers de Brooklyn; luego vino el legendario Johnny Bench, con ‘la gran maquinaria roja’ de Cincinnati, lo hizo en par de ocasiones (1970, 1972); Todd Hundley lo consiguió en 1996, con el uniforme de los Mets de Nueva York; Mike Piazza lo emuló un año después (1997) con los Dodgers de Los Ángeles y posteriormente en 1999 con los metropolitanos; el último había sido Javier López, en el año 2003, con los Bravos de Atlanta.

Con su hazaña, Pérez se convirtió en el sexto cátcher en repartir cuatro decenas de cuadrangulares durante un mismo curso. A su vez, el carabobeño monta una seria amenaza sobre el récord de 45, impuesto por Bench en 1970.

Entre venezolanos. Por su parte, son pocos los criollos que pueden alardear de haberse ido para la calle cuarenta o más veces en una misma temporada; el de Kansas City es –apenas– el séptimo de los nativos en lograr este hito.

Antonio Armas fue el pionero, en 1984 cuando jugaba para los Medias Rojas de Boston; luego fue Andrés Galarraga, el ‘Gran Gato’ de Venezuela lo hizo tres veces en su carrera, dos con los Rockies de Colorado y una con los Bravos de Atlanta; Richard Hidalgo se unió a este club en el año 2000, con los Astros de Houston; Miguel Cabrera lo hizo en par de ocasiones con los Tigres de Detroit; Carlos González emuló a Galarraga con el uniforme de Colorado; Ronald Acuña Jr. lo hizo en su segundo año como grandeliga, con Atlanta; y el más reciente en conseguirlo, es además el dueño del récord para venezolanos (49), fue Eugenio Suárez, de los Rojos de Cincinnati.

Aunque todavía está lejos, no es descabellado pensar que Salvador pueda quebrar el tope impuesto por Suárez en 2019, el ritmo demoledor que ha mostrado el careta de 31 años, sobre todo durante el mes de agosto, da para soñar con el quinto piso.

Asimismo, Salvy también superó –por primera vez en su carrera– las 100 carreras impulsadas en 2021; siendo, junto a Víctor Martínez, los únicos venezolanos con una centena de fletes como receptores.

241325071-378158403835774-8423662630819961066-n

Desde 1996, la marca de impulsadas para un pelotero venezolano está en manos de Andrés Galarraga. Ese año, el Gato sacó 47 jonrones y dejó promedio de .304; vale destacar que ese año el MVP se lo llevó Ken Caminiti, con siete cuadrangulares y 20 impulsadas menos que Galarraga, pero bateó para .326 de promedio… pero ese es otro tema.

Liderato en llamas. La carrera para definir quién será el campeón jonronero de la 2021 en el joven circuito está lejos de decidirse.

El japonés Shohei Ohtani sigue ostentando la mejor cifra, con 43 estacazos; sin embargo, Salvador Pérez, ahora con 41, y Vladimir Guerrero Jr., ya con 40, no le dan tregua al nipón.

Curiosamente, de estos tres nombres también hay altas posibilidades que salga el ganador de premio al Jugador Más Valioso de la liga. A Pérez, lo avalan sus impulsadas (103), a Guerrero su promedio (.321), a Ohtani el hecho de ser –además– un lanzador por encima del promedio.

Jugador franquicia. A lo largo de su carrera en la ‘Gran Carpa’, Salvador Pérez ha hecho historia como miembro de la organización de los Reales de Kansas City.

Además de haber ganado un anillo de Serie Mundial (siendo, además, el Más Valioso de aquel clásico de otoño), ha ganado múltiples guantes de oro y bates de plata, con un total de siete llamados al Juego de Estrellas.

Aparte de eso, con sus 193 vuelacercas, Salvy es el tercer mayor jonronero de este equipo; solo por detrás de George Brett (317), Mike Sweeney (197) y empatado con Amos Otis. Con sus tres bambinazos del fin de semana, dejó atrás al recordado y recién retirado Álex Gordon (190).

A su vez, la marca de batazos de cuatro esquinas dentro de la organización está en poder de Jorge Soler, la colocó en 2019 y es de 48 estacazos. De batir estos números, Salvador pasaría a ser una de las más grandes leyendas de este equipo, si es que aún no lo es.

Medio Noticioso Digital que quiere incluir a quienes siempre han estado silenciados por el poder
A %d blogueros les gusta esto: