LA TERCERA VOZ

Indirecta de Luis De la Fuente: "Algún jugador no habrá venido por no ser buena persona"

Italia, Croacia y Albania. Esos serán los rivales de España en la fase de grupos de la Eurocopa y al frente del combinado nacional estará Luis De la Fuente, que ha sido entrevistado por Marca esta misma semana.

De la Fuente en primer lugar habló de presión y responsabilidad: “Sabía que la responsabilidad que tocaba en esta posición es grandísima. Y la exposición a todos los niveles, también. Me he dado cuenta de que este cargo es más importante todavía de lo que había pensado. Cualquier gesto o cosa que haces tiene una gran repercusión mediática. Hay que medir mucho cualquier comentario, pero no cambio nada de lo que ha pasado. Ha sido un aprendizaje fantástico”.

Además, De la Fuente se mostró contundente con sus valores y sus ideas. Con él no van las malas personas: “Para triunfar en el fútbol hay que ser buen jugador… y tener mil detalles más. Y lo más importante son esos mil detalles más y uno de esos detalles, para mí el más importante, es ser buena persona, porque eso engloba el respeto, el compañerismo, solidaridad, la humidad, el respeto… Sin esto no entiendo el deporte de equipo. Seguramente, sí; seguramente, sí se haya caído alguno por ser mala persona. Seguro que sí. Ahí está la importancia de gestionar un grupo. Un grupo funciona mejor si todos estamos bien avenidos, si todos entendemos que la calidad tiene que estar al servicio del equipo, si entendemos que hay que tener buena cara te toque o no jugar”.

El seleccionador destacó por otro lado el éxito de ganar confianza levantando la Liga de las Naciones: “Es un proceso, pero cualquier proyecto crece mejor desde la victoria. Independientemente de que tengas el mejor plan de desarrollo, se crece mejor ganando. En ese momento había presión y algunas dudas. Y ese título nos dio seguridad y confianza para desarrollar el proceso”.

Cabe destacar también que De la Fuente tiene una lista con mucha base ya cerrada de cara a la Eurocopa: “Es una muy buena noticia que tengamos una base ya hecha y creo que es consecuencia de un trabajo muy bien hecho desde hace un año. Un trabajo muy profesional y al detalle. La base está hecha, pero quedan siete meses y habrá situaciones desagradables que se harán. Habrá que hacer algún cambio y manejamos una bolsa de 35-40 jugadores. Todos los jugadores son muy buenos y esos cambios no me inquietan. El problema sería que se me cayeran tres o cuatro jugadores en una misma posición”.

Fuente: Libertad Digital

Salir de la versión móvil