Deportes

Bienvenido, Ramos

Este domingo visita el estadio Santiago Bernabéu el Sevilla de Sergio Ramos. No el de Navas, no, ni el de Gudelj, Ocampos, Lamela o Sánchez Flores, no. Ni siquiera el Sevilla de Mariano, que también estuvo aquí pasando el rato. El Bernabéu lo visita el Sevilla de Ramos porque Ramos, que es sin lugar a dudas una de las grandes personalidades futbolísticas de los últimos veinticinco años, se hizo leyenda en el Real Madrid. Sergio ganó en el Real Madrid, entre otros títulos, cinco Ligas, dos Copas del Rey, cuatro Copas de Europa, cuatro Mundiales de clubes, tres Supercopas de Europa y, desde el trampolín del Real Madrid, ganó un Mundial y dos Eurocopas con la selección nacional española. Sergio ha sido hasta ahora el futbolista que más veces ha vestido la camiseta de España, un total de 180, trece más que Casillas, treinta y siete más que Busquets, cuarenta y siete más que Xavi, cuarenta y nueve más que Iniesta… todos ellos jubilados.

No me cabe la menor duda de que, si hubiera seguido en el Madrid, Ramos, que seguiría siendo muchas veces titular, quizás no todas, habría incrementado sus internacionalidades hasta llegar a las doscientas. Y, en vez de cuatro Champions, habría levantado cinco. Puede incluso que seis, veremos este año. Sergio Ramos es el cuarto futbolista que más veces ha vestido la camiseta del Madrid tan sólo por detrás de Raúl, Casillas y Sanchís, que se dice pronto. Y estuvo en el Real ni más ni menos que dieciséis temporadas, sólo Paco Gento y Miguel Ángel, recientemente fallecido, que estuvieron dieciocho, y Santillana y Sanchís hijo, que estuvieron diecisiete, defendieron más veces que él ese escudo. Y, repito, si no se hubiera ido habría acabado convirtiéndose en el futbolista del Real Madrid que más temporadas permaneció en el club. Por todo esto y por algunas cosas más, como por ejemplo el gol más orgásmico de la historia del mejor club deportivo de la historia, Sergio Ramos García es una leyenda del Real Madrid y de ahí precisamente que el Sevilla que visite este domingo el Bernabéu sea el suyo, el Sevilla de Ramos.

Parece que habrá algún tipo de homenaje para Sergio y será justo que así sea. Y él ha declarado que, si marca un gol, no lo celebrará, y eso parece también bastante razonable. Mientras permaneció aquí, en el Madrid, Ramos fue un ejemplo de profesionalidad y de tesón y supuso un referente para los jugadores más jóvenes. Cuando llegó era un crío, otra persona, y cuando se marchó era un hombre hecho y derecho, casado y con hijos. Como con Cristiano, otra leyenda, a mí me pasó que no comprendí que se creyeran por encima del Real Madrid, pero es posible que, de haber estado en su misma posición, a mí también me hubiera pasado. No lo hizo bien en aquel momento y, aunque no he hablado con él ni de esto ni de nada, juraría que, también como Cristiano, se arrepintió de haberlo apostado todo a su número, que era el 4, cuando de todos es sabido que una de las normas fundacionales del Madrid es que aquí no importan los números sino las personas y no sólo un número sino todos. Es probable que con cualquier otro presidente Sergio Ramos habría continuado con sus condiciones pero con Florentino no, con el nuevo Bernabéu no, Florentino Pérez nunca va de farol.

De modo que el Sevilla de Ramos visita este domingo el estadio Santiago Bernabéu. Y estará bien y será correcto que el jugador reciba un homenaje por parte de la afición que disfrutó de él durante tres lustros, que se dice pronto. Nunca le hizo mal Ramos al Real Madrid, jamás. Si acaso, y ya al final de su estancia aquí, se lo hizo a él mismo, y eso nos partió el corazón a quienes le queremos y admiramos sinceramente. Languideció en el Paris Saint Germain y ahora, más por una cuestión de honor que por otra cosa, sufre en el Sevilla. Porque, como bien dice mi compadre José Luis Morales, Moralitos, a uno le tiene que sacar del Real Madrid la Guardia Civil. Bienvenido, Sergio, a la que sigue siendo tu casa. Te mereces todo lo bueno que te pase. Y toda la suerte del mundo… a partir del lunes, por supuesto.

Fuente: Libertad Digital

LA TERCERA VOZ

Medio Noticioso Digital que quiere incluir a quienes siempre han estado silenciados por el poder