Amnistía Internacional denuncia graves abusos laborales en Qatar

Redacción Meridiano

Largas jornadas de doce horas sin días libres durante meses e incluso años, como también multas por dejar el puesto para ir al baño son algunos de los abusos que sufren trabajadores inmigrantes de empresas seguridad en Qatar, muchas de ellas contratadas en proyectos relacionados con el próximo Mundial de Fútbol, denunció Amnistía Internacional (AI).

La organización de derechos humanos presentó un nuevo informe sobre la situación de los derechos laborales de los trabajadores extranjeros en Catar que, bajo el título «Piensan que somos máquinas», expone unas condiciones laborales que «equivalen a trabajos forzosos», indicó en un comunicado.

AI entrevistó a 34 inmigrantes que trabajaban o habían trabajado para ocho empresas de seguridad en Qatar, tres de las cuales habían proporcionado servicio a torneos de la FIFA, y estos le explicaron cómo tenían que hacer habitualmente jornadas de 12 horas laborales durante los siete días de la semana, pese a que la legislación qatarí impone un máximo de 60 horas semanales.

Un trabajador de Kenia señaló que había trabajado en esas condiciones sin tener un solo día libre en meses y otro, bangladesí, en tres años, mientras que un tercero explicó que durante su primera semana, tras las 12 horas de trabajo, tenía que acudir a un curso de entrenamiento de ocho horas al día.

Tomarse un día libre sin permiso, pese a tener derecho por ley, les suponía en muchos casos una sanción económica que se descontaba de su salario, lo mismo que ocurría por otras razones como no vestir el uniforme adecuadamente o dejar el puesto de trabajo sin permiso para ir al baño, según la ONG.

Otros abusos documentados por Amnistía consisten en un alojamiento en condiciones de hacinamiento e insalubridad, el trabajo durante horas expuestos a un intenso sol (algo restringido por la ley en los meses más cálidos desde 2017), la discriminación salarial o de tareas según la raza, el impago de horas extras o impedimentos para acogerse a bajas por enfermedad.

La ONG reconoció que, de cara a la celebración de la Copa del Mundo a finales de este año, Qatar ha introducido importantes reformas en su legislación laboral para evitar los abusos en el sistema de «kafala» o patrocinio que rige para los trabajadores inmigrantes en el país.

No obstante, reiteró que «estas reformas no son implementadas de forma efectiva».

«A pesar de los progresos que ha hecho Qatar en los últimos años, nuestra investigación sugiere que los abusos en el sector de la seguridad privada, que tendrá una mayor demanda durante la Copa del Mundo, siguen siendo sistemáticos y estructurales», aseguró el jefe de Justicia Social y Económica de la organización, Stephen Cockburn, según el comunicado.

Fuente

A %d blogueros les gusta esto: