Cultura

Un archivo audiovisual de las víctimas de ETA, el nuevo proyecto de Iñaki Arteta

El cineasta y escritor Iñaki Arteta se ha propuesto la creación de un archivo para la preservación de la memoria de las víctimas españolas del terrorismo mediante sus propios testimonios para que sigan disponibles dentro de 100 años. “La Memoria de las víctimas constituye un referente para el entendimiento de las consecuencias de la intolerancia ideológica y su erradicación en generaciones futuras”, defiende.

Para Arteta, es “fundamental trabajar de manera independiente en la producción de materiales audiovisuales basados en los testimonios de los familiares y supervivientes para la conservación de la historia de las víctimas inocentes del terrorismo y su conocimiento por las nuevas generaciones”.

Para ello es necesario “hacer frente a quienes nos condenan a la invisibilidad o desdeñan, por minoritario, el trabajo que realizamos de ampliar los límites de lo conocido, de redescubrir a los injustamente olvidados, de estimular nuevas reflexiones frente al paso del tiempo o los intereses oportunistas”. “Resistiremos a las dictaduras de la inmediatez o de la cultura de un olvido políticamente interesado”, insiste.

La propuesta de Arteta es similar a la puesta en marcha por el director de cine Steven Spielberg con los supervivientes del holocausto judío, que cristalizó, entre otras iniciativas, en la Survivors of the SHOAH Foundation (USC Shoah Foundation-The Institute for Visual History and Education) y que atesora 55.000 video-testimonios.

El proyecto de Archivo comenzaría con este material recogido desde el año 2000 por Iñaki Arteta para sus largometrajes documentales. “En estos años pasados, a golpe de voluntariado y puntuales aportaciones de fondos privados, se ha venido desarrollando la grabación de entrevistas hasta llegar a un número de cerca 400 efectuadas en diferentes lugares de España”. Los materiales de estas entrevistas son depositados regularmente en la prestigiosa e independiente Fundación Ortega-Marañón para su custodia y consulta.

Las entrevistas grabadas se alojarán en una web que contendrá los testimonios grabados hasta la fecha. Su acceso será público y gratuito. El Archivo podrá desarrollar programas en materia educativa, ofrecer gratuitamente sus resultados a instituciones, investigadores, periodistas, historiadores y al público en general; pero especialmente servirá para que la juventud presente y futura no olvide la dimensión del terrorismo.

Para poner en marcha este noble proyecto, es necesario una financiación que, para los cinco próximos años, se estima en 2.500.000€.

Fuente: Libertad Digital