Picasso y el diablo se cuelan en el Belén del Príncipe del Palacio Real

4 / 4

Carlos III

El Belén Napolitano del Palacio Real tiene su origen en el iniciado por Carlos III para su hijo, el Príncipe de Asturias y futuro rey Carlos IV, en el siglo XVIII. De aquel primer montaje aún se conservan en torno a 80 piezas. El conjunto se ha ido ampliando con figuras adquiridas en talleres tradicionales de Nápoles, así como con nuevos elementos que se elaboran cada año en los propios talleres de Patrimonio Nacional: desde las verjas de hierro hasta los edificios pasando por miniaturas de los Stradivarius, de los libros o de esculturas y cuadros.

Fuente: Libertad Digital