Dragon Ball Super: el cómic que sucedió al mítico Dragon Ball Z

Hasta hace no mucho, los fans de Goku y compañía tenían como continuación de la mítica saga de Dragon Ball Z con Freezer, Célula, Majin Boo y compañía a la desigual en críticas Dragon Ball GT. En mi caso me gustó lo que se hizo en GT, pero he de reconocer que entiendo a aquellos que en su momento criticaron ciertos aspectos del anime ya que no llegó al nivel de la saga anterior pese a momentos estelares como la transformación de Goku en Saiyan de nivel 4 o el villano llamado Baby.

Ese amor y odio sobre Dragon Ball GT tuvo una alternativa hace unos años cuando de repente apareció Dragon Ball Super, una continuación directa de Dragon Ball Z que tenía lugar 10 años después de la muerte del último gran villano, Majin Boo. Una década después, Goku, Vegeta y el resto de protagonistas de Dragon Ball aparecían de nuevo en escena con un nuevo intento de convencer más a los fans ofreciendo una alternativa a lo visto en GT. ¿Funcionó? Bueno, nada será nunca igual al Dragon Ball Z original, pero nunca está de más intentar ofrecer un producto que mantenga la fe de los más veteranos del lugar, que atraiga a las nuevas generaciones y que de paso recupere a los nostálgicos.

img-20231201-113642-edit-24700725840501.jpg
img-20231201-113650-edit-24689101318628.jpg
img-20231201-113657-edit-24673814732692.jpg

Este Dragon Ball Super lleva varios años recopilándose en cómics y por supuesto con su propia serie de televisión, pero ahora Planeta ha ofrecido una forma de empezar con este reformulado universo y lo ha hecho con un pack de tres mangas que sirven de punto de inicio a la historia.

Antes de seguir con la reseña, vamos con el apartado técnico del cómic: guion Akira Toriyama, dibujo de Toyotaro, pack de 3 cómics, editorial Planeta, contiene Dragon Ball Super #1-3, 616 páginas en total entre los tres y un precio de 25,50 euros.

Vamos con la reseña

Dioses con pelos azules y rojos

Lo primero que hay que decir de este Dragon Ball Super es que anime y cómic no van por el mismo camino. Tienen puntos en común, pero cada uno lleva el argumento por los derroteros que cree necesario. Lo segundo y más destacado, como curiosidad, fue que algunos elementos míticos del universo Dragon Ball Z como es el pelo amarillo o rubio de los Saiyans aquí te cambia a pelirrojo o azul, por ejemplo. Esto es un detalle, no condiciona el argumento, pero para los más veteranos del lugar, esos detalles son destacados.

Ahora bien, curiosidades aparte, ¿de qué va Dragon Ball Super? Lo primero que nos encontramos es un mundo cuyo último gran villano fue Majin Boo. Ahora, con la tierra a salvo, Goku trabaja de granjero. Sí, de granjero. Hay que ganar dinero, por supuesto, y eso no pasa por entrenar y ser el más poderoso del universo. Pero claro, Goku se aburre y cuando aparece en el horizonte un personaje llamado el Dios de la Destrucción, Beerus, nuestro querido personaje ve una oportunidad de volver a la acción.

img-20231201-113817-edit-24645764590509.jpg

El inicio de esta trama, que se denomina la batalla de los dioses, veremos precisamente eso, un duelo entre dioses hermanos que lucharán por enfrentar a sus respectivos universos. Como si del multiverso de Marvel se tratase, Dragon Ball nos llevará a este duelo de universos que incluirá un torneo de artes marciales, la búsqueda de bolas de dragón con el tamaño de planetas y como no, con villanos y duelos en el horizonte que harán las delicias de los melancólicos del universo Dragon Ball. Usando la fórmula anterior, se le da una vuelta para dar un cambio de tercio y ampliar todo el lore que ya teníamos de los personajes.

¿Dragon Ball Super tiene el nivel que en su día tuvo Dragon Ball Z? Spoiler: eso es imposible. No busquemos eso, de verdad. Ni tú, lector, eres igual que cuando veías Dragon Ball Z ni lo nuevo puede superar o igualar a lo original. Si buscas eso encontrarás frustración. Independientemente de la edición o el formato. Sea en un 3 en 1 como este o de otra forma. Dragon Ball Z es única y buscar las mismas emociones que se tuvieron hace décadas es imposible. Ahora bien, no está mal este Dragon Ball Super. Funciona. Es entretenido. Básicamente lo que se puede pedir a un producto con un precedente tan bestial detrás. Si te lo tomas así, ok. Si buscas repetir emociones, pasadas… la cosa irá mal.

img-20231201-113837-edit-24638131490510.jpg

A nivel de formato os dejo varias fotos de lo que propone Planeta con Dragon Ball y ojo, con otras series más como Kaiju o My Hero Academia. No es el 3 en 1 de One Piece, porque ahí todo estaba metido en un tomo sino que aquí tendremos tres pequeños tomos en una caja. ¿Peros? Bueno, quizá los bocadillos pegados al medio son más complicados de leer de lo que deberían, pero el cómic permite una apertura decente para subsanarlo. Cuenta además con sobrecubierta.

img-20231201-113725-edit-24657368057174.jpg

Conclusión: es una buena forma de entrar en Dragon Ball Super. Luego ya tendrás que ver si te gusta o no, pero buscar un producto parecido a la fuerza y potencia de Dragon Ball Z sería un error. Entretenido es. Repleto de los elementos que hicieron grande al manga y anime, también. Si gustan, disfruten de la lectura.

Fuente: Libertad Digital