Pastora Evangélica detenida por supuestos delitos de terrorismo

En un giro alarmante de eventos, Gricelia Josefina Solórzano Malpica, pastora de la Iglesia Evangélica Pentecostal Misionera “El Aposento Alto” en San Fernando de Apure, fue detenida por la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) bajo acusaciones de terrorismo. La acción se produjo dos días después de que Nicolás Maduro, en un acto con líderes religiosos, expresara arrepentimiento por pecados y hechicería.

Solórzano Malpica enfrenta cargos graves como malversación genérica, peculado doloso propio y asociación para delinquir, elevados a la categoría de terrorismo para justificar su traslado al Tribunal Tercero en materia de Terrorismo en Caracas, según el expediente N- 3C-22-818-24.

Anteriormente, Solórzano fue administradora del Consejo Legislativo del estado Apure durante el mandato de Omaira Lucía Eslava Parra, vinculada políticamente al exgobernador Ramón Alonso Carrizalez Rengifo. La detención de Solórzano ha sido vista como una represalia en la disputa política entre Carrizalez y Eslava Parra, a quienes el exgobernador responsabiliza por su pérdida en las elecciones internas del PSUV.

A pesar de las acusaciones administrativas en su contra, la familia de Solórzano y miembros de su comunidad destacan su vida humilde y su dedicación al servicio religioso. Vecinos y fieles testimonian sobre su modesto estilo de vida, desmintiendo acusaciones de enriquecimiento ilícito.

El incidente ocurrió el lunes 17 de junio de 2024, cuando Solórzano fue detenida sin explicaciones claras por la Dgcim en San Fernando de Apure, bajo la dirección del Mayor Herbis Guillermo Moreno López. Posteriormente, fue trasladada a la sede de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) y sometida a exámenes médicos legales en el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), antes de ser reseñada por el CICPC.

 

Prensa 3eravoz

You May Also Like

More From Author

+ There are no comments

Add yours