Retos que enfrentan las venezolanas para tener una salud menstrual segura y digna

Foto: Freepik.

De acuerdo con la presidenta de la organización no gubernamental Women Riots, el acceso limitado a los recursos, los estigmas y la falta de educación sobre la salud menstrual son parte de los desafíos que enfrenta la población venezolana, lo cual es fundamental para la calidad de vida y el respeto de los derechos humanos de las mujeres. 

Existen casos que dejan en evidencia cómo las mujeres se ven en la necesidad de faltar al trabajo, y en el caso de las niñas, no pueden asistir a las escuelas porque no cuentan con acceso a los métodos o servicios adecuados durante los días de la menstruación.

La abogada de la ONG mencionada, Roxana Vivas, señaló que esto provoca una gran brecha de género al limitar las actividades y el ritmo de su vida.

Sus declaraciones fueron en una entrevista realizada en el programa En Confluencia de Radio Fe y Alegría Noticias por el Día Mundial de la Salud Menstrual que se conmemoró el 28 de mayo.

¿La menstruación es un lujo? 

Por otro lado, el factor económico en el contexto de Venezuela, donde una persona solo cuenta con el ingreso del salario mínimo, repercute en que no tenga la capacidad para adquirir lo necesario para gestionar una salud menstrual de forma higiénica y responsable. 

“Cualquier persona que simplemente tenga un salario mínimo va a preferir comprar comida a comprar un paquete de toallas sanitarias una vez por mes” expresó la abogada de la ONG venezolana

Mala salud menstrual repercute en la mente

La especialista en género explicó que las niñas y mujeres en etapa menstruante se ven en la necesidad de acudir a métodos no convencionales como el uso de hojas, cartón de huevos y trozos de telas que pueden generar graves consecuencias como las infecciones,

Hay que agregar que el factor emocional se ve implicado, ya que la autoestima y la salud mental resultan afectadas al no poder acceder a los productos y recursos. También por los miedos que desarrollan las niñas, adolescentes y mujeres ya que atender sus necesidades mientras menstrúan, resulta ser un reto complicado de abordar

Posibles complicaciones  

Las infecciones urinarias son una de las consecuencias a las cuales las mujeres están expuestas en caso de no atender su salud menstrual de forma segura e higiénica con los métodos adecuados. 

Incluso, algunos de los productos fabricados para atender la menstruación pueden ser altamente tóxicos para el cuerpo cuando se utilizan por un tiempo más prolongado de lo indicado. 

“Una persona que utilice una toalla y que salió durante todo el día y no la cambio cada cuatro horas, porque no tenía chance o no podía buscar la forma de cambiarse y lo hizo a las 12 horas, puede sufrir un shock tóxico. Esto significa que las toxinas de la toalla sanitarias ingresan al cuerpo y puede conducir a la muerte”, explicó Vivas en la entrevista. 

Parte de las medidas para abordar esta problemática, según información obtenida por Acnur, son garantizar el acceso a espacios adecuados seguros y privados para que las niñas, adolescentes y mujeres gestionen su menstruación, así como también mejorar la educación para acabar con los estigmas sobre el tema.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestros canales de Telegram y WhatsApp.

You May Also Like

More From Author

+ There are no comments

Add yours