Venezolana desafía peligros inimaginables para Alcanzar el Sueño Americano en EE.UU.

Fany Ceballos, una valiente madre venezolana, ha pasado los últimos cinco días pernoctando en las orillas del Río Bravo, soportando temperaturas extremas y vientos que han destruido las sombras improvisadas que ha creado con ropa y cobijas en los matorrales cercanos. Su travesía hacia los Estados Unidos ha estado llena de peligros y dificultades, pero su determinación de alcanzar el “Sueño Americano” para sus hijos no ha flaqueado.

“Cuando entramos y nos van a agredir o nos van a disparar con balas lacrimógenas, no queda de otra que guardar silencio y quedarnos muy tranquilos, ya sea que nos dejen avanzar hasta la puerta 40 o nos saquen a México”, relató Fany, describiendo los riesgos constantes a los que se enfrentan los migrantes en su intento de cruzar la frontera.

Cada día, numerosos venezolanos llegan a Ciudad Juárez con la esperanza de entregarse a las autoridades estadounidenses. Muchos, como Fany, han sufrido maltratos desde el momento en que salieron de su país. Al entrar a México, son frecuentemente agredidos física y verbalmente por agentes del Instituto Nacional de Migración y extorsionados. Al llegar a la frontera, se encuentran con rollos de alambrada con púas y rejas de tres metros, lo que dificulta aún más su paso hacia el muro fronterizo.

A pesar de las humillaciones y los riesgos a los que ha estado expuesta, Fany está decidida a no dar marcha atrás. “Yo lo hago por el bienestar de mis hijos y para que ellos tengan un mejor futuro y salir de nuestro país donde ya hemos sido amenazados y tuvimos que abandonar Venezuela porque nos morimos de hambre o dejamos que tomen a nuestros hijos para hacer cosas que no deben”, explicó Fany, quien ha arriesgado todo por asegurar un futuro mejor para sus hijos de 10 y 15 años.

El viaje de seis meses que ha emprendido ha incluido caminar largas distancias, viajar en tren y pedir aventones. Durante este tiempo, han sido secuestrados y robados, pero Fany mantiene su esperanza y resiliencia. “Llegar aquí no fue fácil pero tampoco imposible”, expresó con firmeza.

Fany Ceballos representa a miles de migrantes venezolanos que, huyendo de la crisis en su país, se enfrentan a inimaginables peligros con la esperanza de encontrar una vida mejor en Estados Unidos. Su historia es un testimonio de la valentía y determinación de quienes buscan el bienestar de sus familias a pesar de las adversidades.

3eravoz @soyjosecorrea

You May Also Like

More From Author

+ There are no comments

Add yours