Xi Jinping y Vladímir Putin refuerzan su alianza estratégica en Beijing

Visitas: 21

En una demostración de unidad frente a las crecientes fricciones con Occidente, el líder chino Xi Jinping y el presidente ruso Vladímir Putin acordaron profundizar su asociación estratégica durante una visita de Estado de dos días en Beijing. La visita, marcada por una recepción con toda la pompa militar en el Gran Salón del Pueblo, es la primera salida simbólica de Putin al extranjero desde su reciente reelección.

Durante la ceremonia, Xi y Putin firmaron una declaración conjunta que subraya la intensificación de los lazos bilaterales. “Esta alianza inyectará un fuerte impulso al desarrollo de nuestras relaciones”, afirmó Xi. El presidente chino destacó que las relaciones entre China y Rusia han “resistido la prueba de un panorama internacional cambiante” y han hecho “contribuciones positivas al mantenimiento de la estabilidad estratégica mundial”.

Por su parte, Putin elogió la “cooperación práctica” entre ambos países, señalando el récord de comercio bilateral alcanzado el año pasado y la importancia de la colaboración en los sectores energético, industrial y agrícola. La economía rusa, cada vez más dependiente de China desde la invasión de Ucrania en 2022, ha encontrado en Beijing un aliado crucial.

La reunión en Beijing marca la cuarta vez que Xi y Putin se encuentran cara a cara desde el inicio de la guerra en Ucrania, en febrero de 2022. Se espera que ambos líderes discutan la situación en Ucrania en conversaciones informales programadas para esta noche, con la participación del recién nombrado ministro de Defensa ruso, Andrey Belousov, y su predecesor Sergei Shoigu, ahora secretario del Consejo de Seguridad de Rusia.

La visita de Putin a Beijing se produce en un contexto de creciente preocupación internacional por la dirección de la guerra en Ucrania. Un día antes, el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky anunció la suspensión de todas sus visitas internacionales debido a una ofensiva rusa en la región de Járkiv. Mientras tanto, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, estuvo en Kyiv para reafirmar el apoyo estadounidense, prometiendo US$ 2.000 millones en ayuda militar.

La visita también pone de relieve las tensiones entre China y Occidente. Estados Unidos y Europa han presionado a Beijing para que garantice que sus exportaciones a Rusia no están contribuyendo al esfuerzo bélico del Kremlin. Funcionarios estadounidenses han acusado a China de proporcionar apoyo sustancial a la base industrial de defensa rusa, acusaciones que Beijing ha rechazado como “infundadas”.

3eravoz @soyjosecorrea

You May Also Like

More From Author

+ There are no comments

Add yours