Cellnex buscará sin presión pasar a fija parte de sus 4.000 millones de deuda variable

Madrid, 26 abr (EFECOM).- Cellnex mirará “sin presión” la posibilidad de refinanciar parte de su deuda variable, situada en más de 4.000 millones de euros, para convertirla en fija en una cuantía que aún no está definida, pero que podría situarse en “una tercera parte” de este monto, unos 1.350 millones de euros.

Así lo ha confirmado su consejero delegado, Marco Patuano, en una rueda de prensa en Madrid antes de la celebración de la junta general de accionistas de la compañía, en la que ha señalado que esta refinanciación de deuda, que ascendía a 17.361 millones en 2023, se podría producir en las “próximas semanas o meses”.

Ha apuntado que no tiene “presión” para ello, ya que se ha pagado la deuda correspondiente a 2024 y ha mejorado su calificación en el mercado.

Sin embargo, la compañía quiere reducir su volatilidad, teniendo en cuenta que el 25 % de su deuda financiera neta es variable, y quiere convertirla en fija, aunque esperá el momento oportuno para esta refinanciación.

Por otro lado, se ha referido a la fusión de Orange-MásMóvil, que conllevará que el mercado español pase de tener cuatro redes de infraestructuras de telecomunicaciones a tener tres, un proceso que afectará, a su juicio, al mercado de torreras, que actualmente son cuatro en España y que podría reducirse.

 En España, hay cuatro empresas de torres, Cellnex, Vantage Tower, Totem y American Tower, y lo que es esperable es que se produzca una homogeneización del mercado entre infraestructuras activas y pasivas, ha dicho.

Ahora, se está en una fase “preliminar”, pero contempla que se produzca una fusión de torreras en España, en un contexto en el que prevé que Cellnex sea una de las que se quede a “largo plazo” en el mercado.

Patuano ha afirmado que no ha tenido conversaciones con estas compañías para una hipotética fusión, sino que está hablando de un proceso que se producirá a largo plazo. Las empresas de infraestructuras de tecos se mueven en un horizonte de 20 o 30 años, ha apuntado.

Sobre la venta de sus infraestructuras en Austria, no ha descartado que se produzca en este año, siempre que haya una oferta “oportuna”. No obstante, ha dicho que la compañía no está en una situación desesperada para hacerlo. Si no es un buen negocio no se venderá.

De momento, espera recibir ofertas no vinculantes a mediados de mayo.

En esta comparecencia, también ha participado su presidenta Anne Bouverot, quien ha sido preguntada por los planes de cambiar la sede de Cellnex, que se trasladó a Madrid en 2017 y ha afirmado que “no hay planes de cambiarla”.

Respecto al contexto actual en España, ha afirmado que Cellnex es una empresa que opera a largo plazo y que lo importante es la “estabilidad”. a largo plazo. EFECOM

bmc/jlm

Fuente: INFOBAE

You May Also Like

More From Author

+ There are no comments

Add yours